sábado, 31 de agosto de 2013

Volver a los orígenes 2ª parte (Albacete, Aguas Nuevas y vuelta)

¡Buenas Tardes globeros! Hoy no creía que podría salir y ya no tanto por la rodilla, como por las imtepestiva horas que me dieron ayer para acostarme.
 
El caso es que ayer quedamos a cenar algunos globeros, Edu y familia, Pablo y familia, Berme y familia y un servidor. Lástima que otros globeros, por circunstancias no pudieran venir, pero sea como fuere, el caso es que cenamos estupendamente en el Bar Cuartero, donde los peques campaban a su aire en la peatona. La cena transcurrió estupendamente y depués de la cena, decidimos tomar una copeja en los TITI'S, cerca de casa de Edu.
 
Sin darnos cuenta, terminamos de cenar a eso de las 24h.00' y eso que habíamos quedado a las 21h.30'. A los TITI'S llegamos a eso de las 00h.30', y poco a poco tan insignes compañeros de cena se fueron marchando, primero Pablo que había quedado al día siguiente con Yellow en Alcaraz para marcarse una ruta serrana, luego Berme que había quedado con Juancar en el Pincho para marcarse una ruta a Chinchilla, y luego a eso de las 04h.30', marchamos Edu y familia y un servidor y familia. Ya podréis supones que esta mañana no es estaban los cuerpos para nada, pero aún así me he levantado y he dado los Buenos Días a "Rosa", dispuesto a ver hasta donde podría llegar hoy.
 
A eso de las 12h.12' he montado a "Rosa" y hoy quería ver si podía llegar a Aguas Nuevas sin molestías y así ha sido. He salido por los caminos y las parcelas que hay detrás de mi casa, investigano un camino aquí, otro allí, e investigando investigando, al final he llegado a Aguas Nuevas.
 
 
He estado callejeando un poco por Aguas Nuevas, hasta que he llegado al centro del pueblo donde he reparado en lo alto que tiene la torre de la Iglesia, una Iglesia modernista con una torre un tanto moderna también, pero tremendamente alta, que me ha llamado la atención.
 
 
 
De aúí he decidido volverme a Albacete, por hoy ya había recordado que una de las primeras rutas que hice hace ya tres años fue Aguas Nuevos; mi segunda parte recordando los origenes ya estaba cumplida y para evitar posibles molestias he decidido volverme a Albacete por el carreterín para entroncar con el Camino de la Bacariza, Casa Juarez y mi casa.
 
Deciros que hoy, lo cierto es que he querido percibir menos molestias, pero aún así seré cauto.
 
Paso a poneros los datos de la "tremenda ruta", ja, ja, ja.
 
He salido a las 12h.12' con vuelta a las 13h.40'
Tiempo efectivo de pedaleo, 01h.24'46"
Distancia recorrida, 25'04 Kms.
Velocidad media, 18 Kms/hora
Velocidad máxima alcazada, 26 Kms/hora 
Calorías quemadas, 283 ja, ja, ja.
 


viernes, 30 de agosto de 2013

Volviendo a los orígenes (Explorando La Pulgosa)

¡Buenos Días tengan vuestras Mercedes! Hoy he salido con la bici a probarme, casi que por prescripción médica, ya que ayer me pusieros los tres rejones en la consulta del Doctor Orizaola.

Primero anestesia local, luego el primer rejón en el que me han metido anti-inflamatorio, segundo rejón con corticoides y tercer rejón, en el que he visto las estrellas y he sentido que la rodilla me explotaba, Ácido Hialurónico de última generación, mucho más viscoso que sus antecesores, y como consecuencia la introducción del susodicho gel ha sido más lenta de lo normal, y..., normal ha sido el dolorcillo que ésto produce. Tras los rejones, los consejos...., reposo, nada de esfuerzos y bici..., poca, en plan Verano Azul y sin forzar, y al menor síntoma de dolor o punzada, vuelta a casa y a administrar hielo en la zona. En fin, como véis, un panorama estupendo.

Hecha esta introducción, hoy he vuelto a mis orígenes. Casi por estas mismas fechas, pero hace tres años (02-09-2010), pesaba 114'400 Kgs., vamos un trozo de tocino de esos que nos cepillamos en los desayunos, y cogí por primera vez una bici, comprada en el Decathlon (229 € me costó el hierro), y tan sólo fui capaz de llegar desde mi casa hasta El Corte Inglés y vuelta, ¡menuda ruta! Las próximas salidas fueron todas por el carril bici hasta la Pulgosa, y venga a dar vueltas por sus zonas.

Pues hoy la ruta ha sido volver a La Pulgosa y volver a conocer sus caminitos y volver a hacer lo que hace tres años empecé a hacer. Poco a poco, subiré el ritmo de la velocidad media, los kms., y en general el esfuerzo hasta que consiga estar a la altura de mis compañeros de cicilismo, cosa que tengo ganas de que llegue el momento.

De todos modos, hoy y dado la poca velocidad que he llevado en la bici, me he dado cuenta de que La Pulgosa tiene su encanto, para pasear, merendar, y unas zonas muy bonitas, amén de que también La Pulgosa era un verdadero barrizal lleno de charcos enorme y agua por todos los lados.

Bueno, pues os pongo unas cuantas fotos del "rutón" de hoy, ja, ja, ja.








Como siempre y esta vez sin pena ni gloria y con el humor que me da poner los datos técnicos de este sucedáneo de ruta, ahí van los datos, ja, ja, ja.

Salida a las 08h.09', vuelta a las 09h.40'
Tiempo efectivo de pedaleo, 01h.19'40"
Distancia recorrida, 19'04 Kms.
Velocidad media, 14'3 Kms./hora
Velocidad máxima alcazada, 29'5 kms./hora
Calorías quemadas, 179 ja, ja, ja, ja.

lunes, 26 de agosto de 2013

Peñascosa, 8 fantásticos y adiós al paraiso

 Buenos, fecundos y globeros días tengan vuesas mercedes.

 El título de este artículo, algo largo pero fácil (muy fácil de entender), define perfectamente la ruta y como lo pasamos el pasado sábado 24 de agosto. Vayamos por partes, como diría Jack.

 En primer lugar, este ha sido mi último fin de semana en el camping Sierra de Peñascosa, dónde como ya sabéis he pasado todo el verano, auténtico paraíso terrenal el que tenemos tan cerca de nosotros, situado en plena sierra, con un microclima especial, paz, descanso, tranquilidad; -tu tiempo es tuyo-, creo que es la mejor definición de lo que te puedes encontrar allí. Así pues, recuerdos para todos los amigos que he dejado por allí y que a buen seguro siguen con su buen hacer en el camping. Establecimiento totalmente recomendable, y sobre todo, ¡que no se te olvide la bicicleta!


En el plano deportivo para ese día teníamos una estupenda ruta, así pues Pablo R., Bermejo y Coronado se presentaron en el camping a eso de las nueve y cuarto. Nuestro querido Coronado esta vez perdonó la ruta pues sigue teniendo problemas con su rodilla, y con buen criterio bajo mi punto de vista, decidió que lo mejor esta vez era hacer algo de descanso, así pues aguardo nuestra llegada en el propio camping y dado que toda mi familia estaba allí, creo que no anduvo aburrido. Sabemos todos, a ciencia cierta, que en breve lo tendremos de nuevo por esos caminos de Dios, dando y ciclando como se merece. Ya sabes que seré uno de tus escuderos a la vuelta.


Partimos del camping tomando una senda que sale de allí mismo y que nos permitió acortar algún kilómetro que otro tanto a Pablo, Berme como a mí, pues nos dirigíamos hacia un punto de encuentro con el ínclito Yellow, que ya tenía preparada una ruta. El problema es que apretamos para llegar a tiempo a dicho punto y resulta que llegamos antes que ellos aún habiendo salido después, si a esto le añades que no hay cobertura en aquella zona,  ya os imagináis que nuestro encuentro fue imposible; queda para otra ocasión el realizar dicha ruta.

  El resultado final es que nos fuimos siguiendo durante buena parte de la mañana. Por cierto, cruzando el río de Cortes, Bermejo pudo comprobar el agua que todavía llevan los ríos de la zona, pues le llegó el agua a la altura de la zapatilla, -y fresquita fresquita- y es que los ríos se cruzan por donde uno quiere, no por donde le marca el camino, ¿o no?.


 Transcurridos los minutos de espera decidimos tomar el camino más directo hacia la cuerda de la Almenara, así que comenzamos a subir por el río Portelano hasta llegar al camping de la Fuente de la Piedra, dónde más de uno recordó acampadas de cuando uno es un crío por aquella zona. Allí volvimos a esperar unos minutos mientras bebíamos del fuente de juventud eterna (que sí, que sí, :-) ), pero de nuevo la espera fue infructuosa.

  Retomamos la pista y esta vez en dirección al refugio del Lagarto y una vez allí decidimos que lo mejor era dirigirse hacia la zona del cortijo de Tortas. Si Yellow seguía un camino, quizá podía ser ese, y además, y de manera principal nuestro "bien amado" Bermejo (nunca he visto una persona que le venga todo tan bien y siempre tenga esa sonrisa, -sigue así, amigo-) no conocía la zona, con lo cual sabíamos de manera positiva que aquel recorrido tiene por un lado muy buenos desniveles, y por otro unas vistas impresionantes de toda la zona.




 Llegando al punto más alto del recorrido, decidimos que lo mejor era darse la vuelta por donde habíamos venido, aún quedaba un rato para llegar al camping y el calor estaba empezando a apretar, y ...., ¡nos estaba esperando un pedazo de paella tremenda! En fin, no hay nada como la motivación para darle al pedal, así que la bajada fue rápida. De todos modos hicimos una variación a la vuelta y es que bajamos por el campamento de Mal Paso, de modo que pudiéramos parar en el "Pino-Roble" para poder hacernos alguna foto. Ya sabéis, es un Roble Andaluz (o quejigo) con el tronco abierto y donde ha crecido en el centro un pino.

 En el plano deportivo también me gustaría decir que estos dos compañeros de rodada están con una forma física impresionante, y que teníais que verlos subir por aquellos montes, ¡parecen cabras! Con capacidad de arrancar en cualquier momento y en cualquier pendiente. Yo ya sabéis, intento mantener una estupenda mala forma durante todo el año, ¡mi trabajo me cuesta, oiga!

  Llegados al camping lo primero que hicimos fue tomar posesión de unas jarras de cerveza, aquí es donde se ve la nobleza de nuestro Pablo, pues prácticamente le obligue a que antes de tomarse la cerveza se cambiara de ropa (de culote a bañador), el pobre venía seco, y no solo me hizo caso sino que además aguardó pacientemente al resto, ¡que buena gente!. El calor apretaba de lo lindo y era cuestión de hidratarse convenientemente. Y además de hacerlo por dentro, también lo hicimos por fuera, pues nos aguardaba un buen baño en la piscina, agua serrana y fresca, ¡se te queda el cuerpo nuevo!


  A estas alturas del día lo que ya teníamos era hambre, así que ni 500 palabras más como diría Marcial, paella al canto, deliciosa y con el grano en su punto, felicitaciones para la cocinera Mª Ángeles y todo "su equipo". Aquí es donde nos juntamos todos, tanto los compañeros de Albacete como mi familia, en total, OCHO PERSONAS MAGNIFICAS (extraordinarias, diría yo), resultado, paellero casi limpio, somos muy bien mandados.

  Dado que el lugar transmite paz, como ya os he dicho anteriormente, la sobremesa se alargó unas horas, nadie nos metía prisa, la temperatura ideal, la compañía perfecta, el resultado, toda una tarde hablando y disfrutando de la compañía.

  No me enrollo más, para acabar los datos técnicos:
- Distancia: 35,47 km
- Vel. media: 14.03 km/h
- Tiempo de pedaleo: 2h 31'
- Desnivel: 983 mettros
- Calificación de la ruta: Amistad - Alta   Ruta - Preciosa (me interesa mucho más esta calificación que la técnica, que quieres que te diga)


 Y aquí la ruta que realizamos:


 Saludos globeros...Edu

viernes, 23 de agosto de 2013

Ruta dedicada a la rodilla de Coronado. Ojo: A la Rodilla, no a Coronado!!

A ese peazo de rodilla que tanta guerra está dando, le dedico esta ruta, para que se reponga y no entorpezca el pedaleo de su amo.

Alcaraz es el inicio de la Sierra a la que da nombre, pero desde allí se pueden hacer rutas más o menos llanas, como le gustan a nuestra Bestia, si nos dirigimos hacia los llanos que tenemos enfrente; es decir, Robledo, Viveros, etc.

La ruta de ayer discurrió toda ella por caminos bastante fáciles, sin sendas, desde Alcaraz a Solanilla. Aquí el camino iba aumentando la cota de altura, salvo algún repecho más pronunciado, con ganancia bastante llevadera durante los primeros kms hasta estabilizarse y ser toda llana bastante rato, hasta la Laguna de los Ojos de VIllaverde. No la conocía pero no pude más que observarla a ras de agua,  porque ayer se inició la temporada de caza y estaba a tope de rambos con sus escopetas. En otro momento seguiré un poco más, hasta el otro lado donde hay una colina que asegura buenas vistas.

Hasta ahí llevé a eolo empujándome con ganas por lo que se me hizo fácil y cómodo, pero,...... ay pero, me dí la vuelta hacia Los Chospes y me dió en la cara con todas sus ganas durante más de 30km. Atravesé la ganadería de El Colmenar; siempre da respeto ver a los bishos con sus cornamentas desafiantes... Pasé muy cerca de la Laguna del Arquillo pero no me acerqué porque la tengo muy vista. Continué hasta Peñascosa donde tomé uno de mis caminos favoritos de la zona, que me hace descender al cauce del río que pasa por la aldea de La Hoz y de ahí a Alcaraz.

En resumen, ruta llana en la mayor parte de su recorrido, fácil y que atraviesa unos cuantos riachuelos; cosa que imagino que en invierno o primavera la convertirán en una odisea embarrada.

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5097417






















Nos libramos del rescate

Día 17:

Después del desperdicio que fue el día anterior, teníamos ganas de hacer una de nuestras rutas favoritas de la zona, ruta bien conocida por PabloR y Andrés, que no es otra que subir a las Almenaras desde el pantano de Zapateros, pasando por Vianos y cruzando el río Angorrilla. Comenzamos con la subida a Vianos por un camino de piedras que está totalmente destrozado, pero me encanta. Nos acompañaron en la subida una manada de caballos que trotaban delante de nosotros. Para mejorarla, le añadimos un nuevo recorrido (toma nota Pablo, que te encantará) que comenzaba con una fuerte y larga subida al cruzar dicho río, continuaba por unos parajes preciosos y nada transitados y terminaba con una bajada espectacular, de las que hacen afición. Me deleito con este recorrido, porque ya digo, la convierte en La Madre de las Rutas.

Así al poco llegamos al pantano donde tras las fotos de rigor nos esperaba otra de las grandes subidas del día, el ascenso a la umbría de la Almenara. Nada más comenzarlo, no llevábamos ni un km, a Kiko se le partió la cadena. Intentamos solucionarlo, pero mi eslabón rápido es para cadena de 10v y la suya era de 9v. Ambos íbamos armados de tronchacadenas, pero tras muchos intentos infructuosos fuimos incapaces de volver a unirla. A todo esto, sin cobertura. No nos quedaba otra que volver dejándose caer, ya que, por suerte teníamos la carretera del Salobre cerca y muchos kms de cuesta abajo por delante. Y eso hicimos, dejarnos caer desde una altura de más de 1400mts hasta Reolid que no estará ni a 900mts. Prácticamente todo cuesta abajo, a tumba abierta, para aprovechar la velocidad en los repechos. Pasamos Zapateros, Salobre, Reolid por el Estrecho del Hocino. Ahí ya con cobertura dudamos en pedir el temido rescate a las esposas, que como ya sabéis por mi aventura reciente, le aconsejé, que nooo, que eso lo último!!!! Y por eso, con dos cojoo***es pusimos rumbo a Alcaraz, por la N-322, donde ya las cuestabajos escaseaban y me tocó remolcar los más de 100 kg del conjunto compañero y su bici.

Fue una aventura épica, de fuerza , coraje e incertidumbre que afortunadamente acabó bien, aunque llegamos a casa a las tres de la tarde, con un calor insoportable, pero con el sabor del éxito de no tener que haber sido rescatados.