sábado, 6 de diciembre de 2014

Pétrola, ¡¡había que hacerla!!

Como los más cercanos sabéis, el Koro le tenía muchas ganas a una ruta por las lagunas de Pétrola y Horna. Por diversas razones la ruta se ha ido dejando porque el destino, que es muy sabio, reservaba un día cojonudo como el de hoy. Y así ha sido.

Sólo dos globeros nos hemos encomendado a este desafío, que para hacerlo más difícil lo hemos acompañado de molestias estomacales (por parte de Koro) y por litros y litros de cerveza, además de trasnochada, por mi parte. 

Así que con esos mimbres partíamos poco después de las ocho desde la esquina ECI, con mucho frío a pesar del sol radiante. Los charcos helados y los pastos blancos por el hielo eran nuestro paisaje. A sabiendas de que la jornada iba a ser larga, rodábamos tranquilos pero sin pausa, empujados por un viento que hacía que pedalear fuera una delicia. 

En un plisplas nos hemos plantado en Casa Blanca, Casa Gualda y Horna, donde hemos hecho la primera parada para nutricionarnos. Poco después aparecía ante nuestros ojos la maravillosa laguna de Pétrola. Fotos, fotos y más fotos. La belleza del lugar lo requería.





Todo perfecto hasta que un giro, al rodear la laguna, nos ha puesto en aviso de lo que nos esperaba: ese viento que mimósamente nos había empujado se volvía en contra nuestra dándonos fuerte en la cara y en todo este cuerpo. Cuerpos que no son gráciles y delgados por lo que la fuerza de eolo se ceba aún con más intensidad.

Parajes preciosos de monte bajo, rodeando viñas ya con las parras secas, muchas lagunas de menor tamaño...pero eolo, de cara. Implacable. Un poco más de pedaleo y nos tocaba dar otro giro, éste de vuelta, que nos encaraba al retorno y nos enfrentaba con la mayor de las fuerzas del maligno. No había quien pedaleara, pero disfrutando como enanos entre ramblas y barrancos muy divertidos nos hemos plantado en Munibáñez. De ahí a la Estación de Chinchilla anhelando las cervezas que en el Desván nos esperaban, que se han hecho de rogar porque cada vez el viento soplaba con más intensidad. 

Bocata y cervezas a eso de la una del mediodía, pero sin perder la vista del retorno y de lo que nos esperaba. De verás, ambos compañeros hemos coincidido en que nunca lo habíamos visto soplar tan revuelto y desagradable. Símplemente decir que las bajadas de Chinchilla, vía de servicio, en las que solemos llegar a 50kms/h., difícilmente llegábamos a 18 kmh, y pedaleando con todas nuestras fuerzas.

Épico retorno y sin tiempo para más, sobre las tres, cada mochuelo a su olivo con la satisfacción de haber hecho una RUTACA, RUTACA.



















































6 comentarios:

  1. Como bien dices Antonio, ya tenía ganas de hacer esta ruta, a Horna y a Pétrola independientemente de que llegado el momento en Horna nos diésemos la vuelta o continuasemos a Pétrola. Esta ruta ya la hicimos hace algún tiempo y nos lo pasamos de cine salvo por la vuelta que nos vinimos hacia Albacete por el camino de Santiago y fue un tremendo error, porque ni estaba bien señalizado ni arreglado.

    Es una ruta que se me antoja rodadora, o almenos eso es lo que yo siempre había pensado hasta ayer, que como bien dices, hicimos de todo, algo de carretera (2 o 3 kms), pistas, caminos, sendas, senderos rotos y pedregosos, barrancos, subidas, más subidas, algunas subidas más, y bajadas....., en fin, que a el trazado que planteaste ayer no se le puede pedir más, incluso hubo subidas y bajadas bastante técnicas por lo roto del terreno y la piedra suelta que había y escalones...., sin olvidar que constantemente estabamos entrando y saliendo en monte bajo, monte bajo con caracoleo, que en algunas ocasiones por el cambio de lado que teníamos que estar constantemente haciéndo, me recordaba a Las Culebras de Chinchilla, en fin, ¡qué decirte! Puro disfrute de BTT, dónde ayer pusimos a prueba en todos los sentidos a nuestras jamelgas que se portaron como campeonas y agunataron todo tipo de terreno sin rechistar.

    El día fue perfecto, frío..., mucho frío, acrecentado por el "Maligno" que nos vapuleo sin piedad a la vuelta desde Pétrola, todo el santo rato. Por cierto, luego miré en el Español Weather, y las rachas de viento en todo momento, eran superiores a 40 kms/hora, con golpes en algunos momentos (bajada de las cuestas de Chinchilla) de hasta 48 kms/hora.

    Ya subiendo las rampas de Chinchilla, sobre todo en el útima, ni a molinete podía, era tremendo como soplaba y claro, subir esa serie de rampas después de 72 kms a las espaldas..., pues que si no llegamos al Desvan a reponer fuerzas, no sé si hubiésemos llegado a Albacete, eso o haber hecho lo que decían en el Desvan "esperar que voy a por la furgoneta y echamos las bicis". El bocata como siempre a la altura, pero ayer..., sin beber lo que otras veces, ni carajillo ni chupito, no me pareció precisamente barato, en fin, ya veremos la próxima vez.

    Cuando no separamos me fue a lavar a la burra porque iba perdida de barro, llegué exactamente a las 15h.10' a casa con la sonrisa de un niño y la satisfacción del deber cumplido y ¡si!, como tú decías, estas rutas son de las que se recuerdan.

    Muy buena ruta, muy bien trazada, con sensatez y dosificación de esfuerzo habida cuenta del tute de kilómetros que nos metimos. Te veo incluido dentro de los "gurús" de las rutas a los que tendremos que dar las gracias una y otra vez por sus trazados y buen hacer en los caminos.

    Te voy a poner los datos técnicos que el velocímetro de "Rosa" me ha dado de la ruta:

    Tiempo efectivo de pedaleo, 05h.06'33"
    Distancia recorrida, 89'780 Kms.
    Velocidad Media, 17'6 Kms/hora
    Velocidad Máxima alcanzada, 43'1 Kms/hora
    Calorías quemadas, 1271 ja, ja, ja,

    ResponderEliminar
  2. Qué peazo de crónica te has marcao, qué relato con todo detalle!!

    Y qué cantidad de alabanzas.... no hay mayor satisfacción para este globero que leer estas palabras tuyas que rebosan alegría y orgullo por la práctica de este deporte.

    Que vengan más como ésta!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Que buen relato, aunque por lo que veo habéis sufrido de lo lindo, ya se sabe que cuando el viento sopla en esta zona sólo queda sufrir, cantidad de fotos muy chulas, os esperamos en el almuerzo pero claro esta que con esa pecha de kilómetros no os dio tiempo a llegar, en la próxima
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Ya nos lo dijeron en el Desván, que estuvisteis esperando pero "sin pasar frío ", jajaja.

    Os hubiera gustado la ruta, tuvo de todo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya par de dos! Pues nada chicos, que os habéis metido una ruta de las buenas, de esas de 90 km., que son las que al final te dan más de todo (a la fuerza, que son 90 km.) :-)

    Buenas fotos, frío, viento, en fin, ya veo que esta ruta pasará por ser un clásico.

    Nos vemos esta semana.

    Saludos Globeros...Edu

    ResponderEliminar
  6. Que ruta mas guapa, esas lagunas están impresionantes, con un monton de aves, tanbiem el frio no ves como tiene que pegar, menuda helada tienen los caminos, ese yate o barca que pintoresco en la zona de la mancha, el reportaje de fotos muy guapo, una ruta muy disfrutona, con todo incluido para disfrutar, un saludo.

    ResponderEliminar