jueves, 28 de febrero de 2013

2 globeros muy globeros

 Como ya os podéis imaginar ayer hizo una de esas tardes que lo mejor era haberse quedado en casa, y es que se puede definir en dos palabras la salida de ayer, frío y viento. Se ve que el bueno de Eolo le tenía ganas a Coronado desde este fin de semana y a la primera que ha tenido oportunidad, no ha perdonado.

 Quedamos en la rotonda del inicio de la vía verde, con semejante día lo mejor era tomarse las cosas con tranquilidad, y así lo hicimos, por lo que nos decidimos por ir hacia El Salobral pasando por Aguas Nuevas, sin despegarnos mucho de Albacete pues había unas nubes en el horizonte que ya apuntaban agua y nieve en abundancia.

 En esos primeros kilómetros tuvimos un viento cruzado que aunque era molesto, se podía llevar, así que dirigimos nuestra pedaladas hacia Aguas Nuevas, y es a partir de ahí cuando empieza nuestra odisea ventosa, porque el aire viene a rachas, variables y con cualquier orientación, lo que nos hace irnos de un lado a otro continuamente. De todas formas, como somos 2 globeros muy globeros, apretamos los dientes y a darle con más rabia, de modo que llevamos una marcha de 24-25 km/h más que aceptable con semejante temporal.

 Llegados a El Salobral decidimos hacer una pequeña variación de ruta, pues cogimos la carretera vecinal que va a dar a la que une Aguas Nuevas con Santa Ana, y es que, señores, el cielo pintaba unas lluvias a escasos kilómetros de miedo.

 Los primeros kilómetros, con el viento a favor nos hacen superar los 35 km/h con facilidad. Además, nos encontramos con una aldea, semi-abandonada en la que tuvimos que para a hacer alguna foto. La verdad, es que da pena que estas construcciones se pierdan, después de la vida que han tenido, pero todo tiene un final.

 Cogida la carreta en dirección a Santa Ana después de visitar la aldea, es cuando Eolo se ensaña con nosotros a base de bien, y tenemos que hacer unos seis kilómetros con un viento en contra que podría superar fácilmente los 35 km/h. Así que, este par de globeros apretaron los dientes de nuevo, y nos defendimos a base de bien, de modo que nuestro cuenta kilómetros no bajo de 20 km/h salvo en contadas ocasiones.

 Por suerte, al llegar a Aguas Nuevas el viento fue cediendo y nos encaminamos hacia Albacete por el camino de la Baqueriza. Vuelta tranquila y sin muchos sobresaltos, tan sólo pudimos encontrarnos con dos simpáticos lugareños que nos hicieron sendas sardinetas cuando les indicamos que tuvieran cuidado a ver si nos atropellaban, ¡hay que ver, lo gilipollas que se ponen algunos cuando cogen un volante!

 Así que llegados a Albacete y para entrar en calor, lo mejor que pudimos hacer fue tomar unas cervezas en el Inox, con cadencia, educación y puntualidad manchega. (Además pudimos ver una hucha la mar de simpática , -sííii, he dicho hucha-).








 Al final, 40,6 kilómetros en algo menos de dos horas.

Saludos globeros...Edu

Pd. Esta foto es de esta mañana, al fondo, aunque no se ve bien, está toda la sierra de Chinchilla nevada.

9 comentarios:

  1. Una ruta con encanto, sí señor !!!!

    Me encantan las aldeas en ruinas, me la tenéis que enseñar, ¡¡cuanta sabiduría encierran, si las paredes hablaran!!!

    Sobre el viento no digo ná, Eolo ya es un globeraco más.

    ResponderEliminar
  2. ¡Que bueno! No había caído en ello, EOLO ES OTRO GLOBERACO MÁS. jaja jaj a

    Pues nada, para una de estas vamos a preparar una ruta de aldeas abandonadas cerca de Albacete. Yo tengo un par de ellas que se pueden hacer en un día.

    Hablamos de ello.

    ResponderEliminar
  3. Los elementos no pueden con vosotros.

    Muy bien en aprovechar los ratos disponibles.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que hay aprovechar los ratos, que luego nos pillais y no podemos pillaros. jaj ajja

      Se os echa de menos en tardes así.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  4. Los grandes guerreros se hacen épicos por conquistas como estas. Vamos que vez de quedarse en casa bajo el auspicio de vuestras consortes os vais a sufrí,,,como diría Echanove en historias de la puta mili
    Tengo un amigo psicólogo, si necesitáis el teléfono pedidlo, el relato genial por cierto la HUCHA, queremos detalles,,


    Un saludo globeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues querido Juancar, yo te doy los detalles de la "hucha" que vimos tomado las cerves de rigor en el Inox. Una gateja se agachó a coger algo y vamos..., que le vimos la rajilla del culete que empalmaba con la rajilla...., ejem..., no sigo..., pero deciros que le vimos hasta el D.N.I., ja, ja, ja, ja.

      Eliminar
    2. Impresionante hucha, nos quedamos los dos mudos .... vamos ... estuvimos el resto de la tarde mirando para la mesa de marras.

      Lo dicho JuanCar , en tardes así se os echa de menos.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  5. Edu, genial relato de lo acontecido ayer por la tarde..., tarde de mucho frío y más viento, pero que se hizo tremendamente amena al ciclar con tan gran escriva, ciclista y compañero. Estas rutas de descubrir aldeas y la ruta que hicimos con Yellow hace unas semanas por la tarde, las deberíamos apuntar para hacerlas con todos los compañeros.

    Yellow se te hecho de menos en estas rutas vespertinas. A la próxima te espero compañero.

    Pablo..., los elementos se ríen de nosotros y nos tomas el pero, pero como los globeros no sabemos ciclar de otra manera es lo que hacemos, no sé sin con más pena que gloria, pero ahí queda el esfuerzo.

    Juancar, compañero de fatigas y de desventguras y porque no..., de grandes aventuras, la tarde que te puedas venir cuando el trabajo te lo permita, va a ser la bomba. Saludos a todos globeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Coronado, como siempre mejorando lo presente. Así da gusto pedalear. Me parece muy buena idea lo de ir buscando aldeas abandonadas, siempre que tomemos luego una buena cerveza .... jaja j ajaj

      El sábado nos vemos amigo.

      Saludos...Edu

      Eliminar