jueves, 14 de marzo de 2013

Rutón, rutón ... ¡de 30 km!


  Ayer miércoles, como ya sabéis todos, teníamos programada salida, y si salimos finalmente fue porque habíamos quedado a principio de semana, porque la verdad, ayer era una de esas tardes en las que lo mejor era quedarse tumbado en el sofá de casa.





 Total, que con puntualidad manchega nos vimos en el pincho de la feria Coronado y quien suscribe. Saludos de rigor y a darle al pedal.


 Nos dirigimos hacia el polígono campollano y ya en el primer puente elevado descubrimos que el viento era de intensidad notable-alta, racheado, frío y para más inri a lo lejos se veían nubes de lluvia. Pues eso, tarde globera donde las haya.


 En el tercer puente que se cruza, que ya da paso a campo abierto, pude ver como bajando la cuesta, el viento zarandeaba de un lado a otro de la calzada a Coronado igual que un muñeco. Y para quien no conozca a Coronado que sepa que eso no es nada fácil.



  Era imposible ciclar a más de 11 km/h, la velocidad media del viento era de unos 35 km/h, y las rachas podían alcanzar los 65 km/h, ¡y vive dios que así era!. El camino circula paralelo a la valla de una ganadería de reses bravas y más de una y más de dos veces no acabamos en la valla de milagro. ¡Si ni los pájaros podían volar! ¡Qué no es broma! Menos mal que lo tomamos a broma y las risas eran continuas.





  Llegados a Puñoenrostro decidimos que estábamos hasta los mismísimos de pedalear de ese modo, así que   media vuelta y hacia Albacete, pero por otros caminos, y globeros de pro dónde los haya, al final tuvimos que meternos por medio de un bancal. La culpa la tuvo un coche que circulaba por allí, y resulta que el del coche también estaba haciendo BTT pero en cuatro ruedas. Llegados a la espalda de remica nos dirigimos ya hacia Albacete sin más desvíos.



  Y sí, cómo no, tuvimos que darle a la bombita de mano, la cubierta de Coronado llevaba al menos dos pinchazos, y por uno de ellos se salía el moco verde de la cámara que daba gusto verlo. Cambio de cámara y hacia Albacete siguiente la vía del AVE hasta el puente que cruza la vía hacia el cementerio.


  Por supuesto, paramos para reponer líquidos, pero tan sólo un par de cañas, nada del otro mundo.

 Total, que ayer hicimos 32 km a una media de 15 km/h, ¡pero es que había que estar allí para saber lo que es viento! Como corolario, puedo asegurar que salir con Coronado es sinónimo de viento, ¡qué tendrá!
  

11 comentarios:

  1. Valientes!!!, ...que vaya tarde de viento helado hizo ayer.

    Por otra parte envídia me dáis al ver que a pesar de todo os habéis divertido.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Pablo, la verdad que sí que lo pasamos bien. Con mucho frío, con mucho viento, pero muy bien.

      La verdad, es que cuando llevábamos 10 kilómetros teníamos los dos las piernas bastante cargadas del esfuerzo. Pero bueno, también viene bien.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  2. qué narices y vaya webos .... con la tarde que hacía.

    Yo os imaginaba directamente en un bar !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo dimos casi todo...je jej ej

      En fin, lo pasamos bastante bien.

      Y la cañita fue rápida, no creas, que ya era de noche y había que circular por la ciudad, o sea, que lo de ayer fue totalmente globero.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  3. Buenas Edu, vaya tarde que tuvimos..., lo que no has contado, ja, ja, ja, es que haciéndo un caballito y con el viento que hacía, casi te das de bruces en el camino..., que poco le faltó, ja, ja, ja. Pero bueno, lo cierto, es que era mejor reirse que hecharse a llorar. Ya verás como al final cuando proponga una salida, algún globero, preguntará... "Con Eolo o sin Eolo", pues la contestación está clara..., si va Coro va el Eolo.

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes amigo, ayer desde luego que fue una de esas tardes de las que luego te acuerdas durante bastante tiempo. Y sí, no me fui al suelo de milagro, caballito y viento, ¡buena combinación!

    Por cierto, para el sábado he preparado una salida de unos 60 kilómetros, que se puede alargar dependiendo de como vayamos de tiempo.

    Se trata de ir a la finca del acequión, de allí al final del río lezuza, a ver si ha recuperado la laguna, desde allí a La Gineta, a continuación La Marmota y finalmente hacia Grajuela y Albacete. Sin dificultades y sin VIENTO.

    Saludos...Edu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues..., hasta el Infinito y más allá. Cuenta conmigo para el Sábado. Buena salida, rutera y rodadora, o sea, de las mías. Saludos.

      Eliminar
    2. Pues sí, esta es rodadora donde las haya. Me llevaré el GPS por si acaso.

      Así que el sábado nos vemos.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  5. La verdad que el tema de Eolo, nos persigue, ahora ver el zarandeo de Koro no tiene desperdicio.
    Menos mal que por lo menos tomasteis una capita para reponer los líquidos perdidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenías que haberlo visto, ¡impresionante! El señor Coronado dando bandazos de un lado para otro. Era tal el aire en ese momento que para poder bajar la cuesta había que dar pedales, si no, te frenaba en seco.

      Bueno, a ver si nos vemos este fin de semana.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  6. que dichoso eolo no hay dia, que no os de la lata, sois unos maquinas no os para ni eolo, pero el caso es pasarlo bien y disfrutar, un saludo.

    ResponderEliminar