lunes, 13 de mayo de 2013

Chinchilla y las pasiones confesables


 Buenos y globeros días tengan ustedes.




 Ayer domingo pude hacer una pequeña salida por Chinchilla, de esas que se le aparecen a uno sin esperar, y más vale no decir que no, pues no sé cuando va a ser la próxima. Así que me pertreché para la ocasión y me encaminé en primer lugar hacia en cerro de la antena. En la salida de Albacete pude encontrarme a Pablo, y como no, estuvimos hablando unos minutos, él había sido bastante más madrugador que yo y ya estaba de vuelta. Aprovechamos para hablar de la salida por las lagunas de Ruidera pues fue espectacular, ¡habrá que repetirla!





 De camino para el cerro de la antena no tuve más remedio que parar a hacer un foto. Ya podéis ver la altura del centeno, y eso que todavía no ha terminado de crecer, tanta agua tiene su premio.


  Desde el cerro de la antena me dirigí hacia el repetidor, y una vez allí tomé la senda que sale desde la balsa, y al terminar esta empecé a darle vueltas a la toda la sierra por cada una de las sendas que me aparecían, sin rumbo fijo y con ganas de dar pedales y...¡hacer fotos a las flores! Sea ésta, pues, la pasión confesable que apunto en el artículo, pues me encanta utilizar el macro y sacar una instantánea a la flor que se deje y que se ponga por delante.


 Y aquí viene el premio, pues entre tanta flor pude encontrar ¡UNA ORQUÍDEA SALVAJE! Parece ser que esta variedad se da en el área mediterránea (he podido verla en internet en fotos de Valencia y Mallorca), pero que no es nada fácil de encontrar. Así que nuestra querida Chinchilla ya no sólo nos da buenas rutas, también nos regala rarezas casi endémicas. Así que ahí os dejo algunas de las fotos que le hice a semejante ejemplar (que pena de no haber llevado otra cámara).








 Para poco más dio el día pues tenía que volver a Albacete a una hora temprana. Si alguien se anima para ver semejante flor no tiene más que preguntar, o bien, si el tiempo lo permite, hacer una escapada el próximo Miércoles.

 Saludos...Edu

8 comentarios:

  1. Bueno, bueno Edu. A mi me gusta lo de Lord Eduard de Sajonia, pero veo que dado tu interés en la botánica, quizás tengamos que retomar tu sobrenombre por el de "Padre Mundina", tremendamente famoso en los años 80 por el progarma de la 2 que hacía sobre botánica.

    Genial la salida Edu, veo que este fin de semana ha dado mucho de sí para todos los componentes de este grupo de amigos y ciclistas, ya se en grupo o en solitario en función de las posibilidades de cada uno. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. La verdad que me gustaba aquello de "Von Eduarden", pero bueno, el "padre mundina" tampoco está mal :-)

    Y como bien dijo Yellow, ni una ruta sin crónica, ¡siempre hay algo que contar! Menuda alegría me llevé al ver la orquídea allí en medio, es que viene a ser de grande como una moneda de cinco céntimos más o menos.

    A ver si nos respetara el tiempo para el próximo miércoles. Hablamos del tema.

    Saludos...Edu

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita ruta te has marcao, con tiempo para todo, hasta para la botánica.

    Como tenemos que profundizar en esta tarea, he colocado ya la ruta del miércoles.

    ¡¡Que no se nos olvide una cámara en condiciones!!

    ResponderEliminar
  4. ¡AHÍ ME HAS DADO, ANTONIO!

    Prometo llevaros a la zona, la recuerdo perfectamente.

    Saludos...Edu

    ResponderEliminar
  5. No conocía esta afición a la botánica por tu parte, genial la ruta y muy buenas las fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo.

      Pues sí, la verdad que me gusta, por el momento es más curiosidad que otra cosa, aunque ya me gustaría tener tiempo para poder dedicarme, pero bueno, alguna vez será.

      Creo que esta tarde Yellow quiere repetir para ver si la encontramos de nuevo. Ya contaremos que tal se ha dado.

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar
  6. Veo que sacaste partido a la mañana, me alegró coincidir al menos para un saludo.

    Buena vista tienes sin duda, divisar y distinguir la orquídea tan pequeña no es nada fácil.

    Hasta otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente, amigo. Siempre apetece encontrarse con alguien por la ruta, y más si es de los tuyos.

      Pues es una flor pequeña, pero al ser tan llamativa siempre destaca algo más que el resto, y es que es totalmente parecida a un insecto ¡incluido los pelos! Si da tiempo haremos una nueva batida.

      Hasta la próxima.

      Saludos globeros...Edu

      Eliminar