jueves, 30 de enero de 2014

Ruta de Miércoles: Viento, agua, nieve y cuatro globeros

 Buenos y globeros días tengan vuesas mercedes.

 Ayer, miércoles 29 de enero nos reunimos, como todos los miércoles, cuatro globeretes para hacer una de esas rutas que se guardan en la retina. A saber, José, Pedro L., Coronado y éste que suscribe.

 Pascuy, que salió por la mañana, ya nos advirtió que nos fuéramos preparando, frío, viento y agua nos estaban esperando. Casi acierta, no nos contó lo de la nieve.

 A las 16:30, y con puntualidad manchega nos vimos en el pincho de la feria, y en esos momentos acababa de caer una buena manta de agua, pero una vez que te has animado y que ves que no estás solo, decidimos que lo mejor era continuar con la salida, ¡si llueve nos mojamos! dijimos al unísono los cuatro globeros.

  En fin, lo primero fue dirigirnos a casa de José para que cogiera su chubasquero, pues se acercaban nubes que amenazaban agua. Ya desde allí, tomamos el camino de la Bacariza para hacer la ruta del Hundimiento, pero a escasos tres kilómetros de Albacete nos empezó a diluviar y a azotar el viento de tal modo, que no tuvimos más remedio que parar, ponernos los chubasqueros y empezar a pensar que lo mejor era volvernos, sobre todo cuando nos empezaron a caer los primeros copos de nieve, y no fueron pocos, pues en escasos segundos todo el cielo se tiño de blanco. Pero con estos corazones que Dios no ha dado y los globeros que llegamos a ser, nos dijimos que de eso nada, que a seguir, que en todo caso cambiábamos el sentido de la ruta, y así hicimos, pues hacia la finca del Acequión parecía que se abría el cielo.


 Pues nada, para allá que nos dirigimos, hacia la finca del acequión con un viento de cara, fuerte, gélido, congelado, y sobre todo, húmedo, de ese que se te mete por los huesos y te llega a congelar hasta los tuétanos. Eolo se quedó a gusto, os lo aseguro.

Tres simpáticos lugareños
 El camino discurría ahora por el curso del canal de la Lobera, donde pudimos ver que los puentes que se llevó la última avenida de agua están bastante avanzados en reconstrucción. Una vez que llegamos a la finca decidimos ir a una ¡ALDEA ABANDONADA! que pilla a unos tres o cuatro kilómetros desde la finca del Acequión. (Yellow, te la perdiste).
Dos simpáticos lugareños


Gallinero
 La verdad es que nos encantó a todos la visita. Visita que por cierto, habíamos intentado en otras ocasiones hacerla en grupo pero nos había sido imposible. Yo ya la había visitado hace algún tiempo y me impresionó algunas de las naves caídas que allí hay. Os dejo las fotos que nos hicimos.



 En el momento de irnos y al asomarnos de nuevo al campo pudimos comprobar como la nube de nieve había hecho de las suyas por la sierra de las Peñas, y es que se veían desde donde nosotros estábamos perfectamente los montes aquellos recién nevados. Una preciosidad, oiga.

Tan solo un par de globeros
El horno de pan
 Para volver nos dijimos que dado que se iba a hacer pronto de noche podíamos ver todavía la laguna de Algibarro y encaminarnos hacia la autovía de Madrid para coger la vía de servicio, que de noche todos los gatos son pardos.


 Al pasar por la laguna la temperatura había bajado unos cuantos grados ya, así que no pudimos parar del frío que hacía. Eso sí, ya os digo que es una de las veces que más nos ha gustado, pues entre la cantidad de agua que tiene, el reflejo de la puesta de sol, y esas nubes que cubrían gran parte del cielo disfrutamos a base de bien con las vistas que nos regalamos allí.
El pozo


 La vuelta fue bastante rápida, era demasiado el frío que hacía como para andar con contemplaciones, así que nos plantamos en Albacete en menos que canta un gallo, que con los cuatro focos en marcha aquello se hace de día.



En esta foto está Coronado, os lo aseguro
 Por supuesto, y como sabéis, la cerveza de los campeones también cayó, y es que hay que cuidar la hidratación de manera conveniente y correcta. Para esta ocasión nos fuimos a Los Corzos, donde ya os digo que nos trataron estupendamente, con unas tapas bien puestas de verdad y la caña bien tirada. Así que hablando, riendo y pasando un buen rato se nos hizo la hora de volver a casa. En fin, una auténtica gozada, ya se imaginan ustedes.

 También nos dio tiempo a ir planificando la ruta nocturna del próximo viernes, 7 de febrero. El plan es salir de aquí entre 19:30 - 20:00 con dirección Chinchilla, una vez allí, hacer dos grupos (si es que hace falta), uno para las sendas y otro para un paseo por las calles de Chinchilla. Volvernos a Albacete para llegar sobre las 10:30, y finalmente hacer una cena en el bar Madrid. De hecho, Coronado ya va a gestionar el tema. Señores, vayan confirmando que hay que hacer la reserva.

 Pues nada más, deciros que finalmente hicimos 47 km a una media de 20,3 km/h. Por supuesto, de la ruta, esta vez, me quedo con las vistas de la laguna, ¡ESPECTACULAR!
















6 comentarios:

  1. vaya ruta me perdí, pero es que entre el mal tiempo y mis obligaciones laborales, la razón optó por lo segundo y me vine al curro.

    Qué peazo de ruinas, esas hay que verlas de nuevo antes de que se caigan cacho a cacho!

    El viernes haré por salir, estamos en contacto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Yelow, nos acordamos de ti cuando llegamos a la aldea. No te preocupes que repetiremos, eso es seguro. La verdad, pasamos mucho mucho frío, pero mereció la pena.

      Fue una ruta bastante divertida, ya te puedes imaginar.

      Y cuando hablas del viernes, ¿te refieres a este, día 31, o al 7 de febrero?

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar
  2. Estupenda ruta, a pesar de las inclemencias del tiempo, estas rutas son muy guapas visitar estas aldeas abandonadas tiene su punto también, cuantas cosas dirían esas paredes si hablaran, esta muy bien reflejarlo en fotos antes de que solo queden los escombros, un gran saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Ginetas, a veces es que tienes que planteártelo así, aunque caigan rayos y centellas, se sale y ya está. La verdad es que si te abrigas bien no se pasa demasiado mal, tan sólo se te pueden congelar las orejas, los pies, los dedos de las manos, ...., jjajja

      Bueno, la aldea abandonada es para visitarla más veces, las naves de ganado son espectaculares, pues eran bastante grandes, y además es que es un recinto totalmente cerrado, en fin, muy curioso.

      Que tengáis buenas rutas este fin de semana.

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar
  3. La verdad es que el día fue muy frío, y no hablemos del viento helado que aún incrementaba esa sensación; pero está visto que no se perdona la ruta del miércoles.

    Me alegra que la grupeta del miércoles goce de ganas de hacer bici y pasarlo bien.

    Un saludo para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Pablo, ya sabes que siempre hay un momento en el que nos acordamos del resto, en tú caso, como ya te imaginas, cuando hablamos de la ruta nocturna-invernal del próximo viernes, bien que nos acordamos. De hecho, no sabemos todavía muy bien la hora de salida, tenemos que ponernos de acuerdo.

      En cuanto a la ruta, te aseguro que aunque fueron los caminos de siempre y el tiempo no acompañaba precisamente, la disfrutamos enormemente, y que esos paisaje "del frío" merecen la pena, ¡vaya que sí!

      No sé si nos veremos este fin de semana, pues haré la carrera de La Roda el domingo, con lo cual el sábado descansaré.

      En cualquier caso, BUENA RUTA Y BUEN FIN DE SEMANA.

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar