jueves, 6 de marzo de 2014

Las posibilidades de Las Capiruzas, el tanga de Pedro Lara y otros menesteres....

¡Buenas Noches Globeros! Nunca es tarde si la .... "ruta" es buena..., y la de ayer "VIVE DIOS" que lo fue.

Seguimos con las rutas de la grupeta de los Miércoles, que cada vez más se va afianzando como una salida alternativa para romper y oxigenar la semana hasta el tan esperado fin de semanda, donde P.G., A.G.D.P. y adlateres, solemos compartir rutas más amplias, aunque viendo lo que hicimos ayer, empiezo a no diferenciar rutas de Miércoles y rutas de fines de semana.

A las 16h.45' (dado que los días duran más) nos dimos cita en el Pincho de la Fería, Pedro Lara, Josete, Edu y un servidor, sin tener muy claro la ruta que haríamos; todo dependeía del viento. Pedro Lara y Edu, a la cabeza de la expedición y con esa sapiencia que les caracteriza, orientaron la ruta hacia el Hundimiento y a partir de ahí...., ya veríamos....., bueno el ya veríamos...., ja, ja, ja, significaba investigar por nuevos caminos, bancales, cerros, etc, etc, etc.

Pues dicho y hecho, salimos por el Camino de la Bacariza hacia Aguas Nuevas y de aquí hacia El Salobral, atravesando caminos, absolutamente empedrados (no es broma y sino que se lo pregunten a Joseste, que en uno de los caminos quería quitarle el sillín a la bici, ja, ja, ja.). Rápidamente nos plantamos en los Anguijes y en lugar de llegar al Hundimiento por el camino habitual, dado que había obras, al SIRE, se le ocurrió llegar por el márgen derecho, pero descubriendo lo que se ha dado en llamar "LA SENDA DEL SIRE", una senda que deja a bastante altura el Hundimiento y que trasncurre entre una pinada llena de ojas de pino como agujas, ramas secas y broza por doquier...., en fin que estuvimos a punto de tirar el SIRE al canal...., pero llegamos al Hundimiento donde hicimos un descansito.

Nuevo aparcamiento para bicicletas Made in SIRE



Habíamos llegado al Hundimiento en menos tiempo del que pensabamos..., cierto es que le dimos, fuerte pero fuerte a los pedales. Una vez en el Hundimiento, se trataba de investigar por las inmediaciones de "La Ruta de la Piedra Evaporita" y por la zona del Parque Eólico de las Capiruzas.

En estos momentos apareció el GPS de Lara, que nos llevó por caminos que en todo momento picaban para arriba, muy arriba, pero que muy arriba, caminos rotos, con reguerones y piedras sueltas, pero que a pesar de su aparente dificultade se dejaban ciclar muy bien..., ¡coño..., para que lo diga yo! Pues nada, seguimos subiendo hasta que Lara nos dijo que había una senda que picaba mucho, quizás con un desnivel de más de un 25% y ¡joder! ¡gran verdad! Os puedo decir que Pedro Lara a mitad de la subida se bajo de la bici y el resto la subió andando, Josete, más valiente subió también un buen trecho, y Edu y yo, anduvimos unos cuantos metros, pero ni con el plato pequeño y piñon grande..., al subida era muy empinada, rota, con piedras y muchos escalones....., ¿no os lo creeis? mirad, mirad...

 



Lo cierto es que al final todos subimos andando con nuestras monturas del manillar porque la inclinación era lo suficientemente importante como para echar pie a tierra. Cuando coronamos la senda, el paisaje que se vía desde arriba, desde luego mereciía la pena, todo el Parque Eólico de las Capiruzas a nuestro alcance.

 




La noche empezaba a caer y decidimos dejar las investigaciones de montones y montones de caminos y sendas que salían a nuestra rueda para otro día con más luz, y en este punto tomó las riendas Edu, que en alguna ocasión había ciclado con Yellow por estos lares y nos quería enseñar algunas cosas curiosas de verdad, como una Algibe, algo curioso, pero que que estaba a reventar de agua.

 



Después de ver el Algibe, seguimos un buen rato bajando y es en este punto cuando Pedro Lara nos hizo ver todo lo que habíamos subido, y os aseguro que a mi en concreto, aunque me costó la subida, en ningún momento me supuso algo insufrible, al revés, a mi molinete, subí hasta donde pude, a saber, la senda del 26%, ahí ya me quedé.

Después de bajar, nuevamente y en un pis pas, nos plantamos en Los Anguijes, aquí tomamos la carretera y mis queridos compañeros, "bestias pardas" a la sazón, se pusieron el cuchillo entre los dientes y decidimos poner el velocímetro por encima de los 30 kms/hora. Al final va a ser verdad lo que dice MY BERME.... "No sabemos ir de otra manera".




La tarde había resultado inmejorable en cuanto al tiempo y sobre todo al viento. Decidimos volver a Albacete con la ayuda de nuestro inestimables focos, focos que están dando mucho juego este invierno.... ¡cómo son las cosas! los compramos para hacer semi-nocturnas de verano y ahora..., en invierno y en verano, semi-nocturnas y nocturnas....., ¡qué partido le estamos sacando!

Pues lo dicho, pusimos rumbo hacia el Inox y es aquí cuando se despertó el GPS de Edu, que es decirle algo relacionado con la hidratación y saca de la recámara las fuerzas que le quedan para poner velocidad de crucero hacia la maravillosa visión de una Mahou bien fresca acompañada de una buena jarra congelada.....¡Uhmmmmmmmm!

 

Supongo que alguno os preguntaréis por el título de la crónica, sobre todo la parte referente a "el tanga de Pedro Lara"..., bueno pues ahí va la explicación, ja, ja, ja. El caso es que cuando veníamos de vuelta para Albacete, todos caímos en la cuenta de que el bueno de Pedro Lara llevaba un culotte que le dibujaba el triángulo perfecto de un tanga, y además de un tanga rojo que se veía a través de una malla y claro...., eso nos espoleó a todos y entre risas y chanzas, si el bueno de Pedro no aprieta el paso, quizás hubiésemos descubiero si llevaba o no tangita rojo, ja, ja, ja, ja.

La ruta de ayer en mi opinión tuvo de todo, subidas, bajadas, pistas, caminos, sendas, carretera..., pero sobre todo, fue tremendamente entretenida y amena, como todas las que hacemos y parafraseando a MY BERME ... "yo es que en todas las rutas me divierto...." En cuanto a los compañeros, de 10 sobre 10, como todo el resto de la grupeta, no sólo de P.G. y el 100% de A.G.D.P. y adlateres, sino de todos aquéllos que en alguna ocasión han compartido ruta con éstos humildes globeros.

Paso a poneros los datos técnicos de la ruta

Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.50'27"
Distancia recorrida, 59'250 Kms
Velocidad Media, 20'8 Kms/hora
Velocidad Máxima alcanzada, 39'8 Kms/hora
Calorías quemadas, 912 ja, ja, ja.

10 comentarios:

  1. Generoso relato de una buena tarde de bici y colegas, que envidia,!, la verdad que rutas de 60km, con rampas del 26%, son una pasada si además sumas la exploración son más de finde como apuntas que de miércoles! en fin que decir salvo lo anterior ENVIDIA, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si te acuerdas, pero ya estuvimos un Sábado por aquélla zona, fue cuando subimos a ver las piedras evaporíticas que Edu nos habán enseñado tiempo atrás. La diferencia es que el Miércoles nos fuimos al Parque de Las Capiruzas.

      Las subidas tremendas, pero las bajadas, de infarto y salvo Edu, que hubo un momento que se le fue la bici, el resto sin problemas y con todos los dientes en su sitio.

      Saludos Juncar y buen fin de semana.

      Eliminar
  2. Miedo me da cuando cambien la hora, ¡¡¡las rutas se van a alargar hasta medianoche!!! Están cogiendo tal longitud que luego a luego vamos a tener que parar en algún pueblo a merendar, porque hace falta energía par mantener el tipo con tantos kms.

    Me encanta la zona de Capiruza. Tan cerca y con tantas posibilidades y por supuesto, con unas subidas y bajadas empinadísimas y vistas espectaculares.

    Ya que no pude ir con vosotros el miércoles, ayer jueves me desquité con una chinchillada clásica, de sendas, subida al repetidor, bajadas, etc. Ya tenía ganas porque con tanto viento y mal tiempo hemos sufrido mucho. Ayer hacía una temperatura entre los 16-12ºC y ligeras brisas: una delicia para hacer deporte.

    A aprovechar estos días, saludos a tod@s, que ya es viernessssssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa zona, me ha dicho Edu, que tú la conoces muy bien y que tienes rutas tremendas. Sabes, que en alguna ocasión te he comentado que las trazes y a disfrutarlas.

      La del Miércoles estubo bastante bien, pero las subidas...., tela.

      Saludos Yellow.

      Eliminar
  3. Amigo Coronado, que buen relato te has marcado de la ruta, que como bien dices, fue "rutón, rutón".

    Capiruzas tiene mucho más por descubrir, la pena son los 24-25 kilómetros que tenemos para llegar allí, pero bueno, todo se andará.

    Y sobre los compañeros, coincido plenamente, 10 sobre 10.

    La pena fue que no pudimos subir la cuesta del 26%, pero es que ya entramos escorados en la pista y eso no había quien lo enderezara, la próxima vez tenemos que intentarlo con un par, que esa cuesta se puede subir.

    Buen fin de semana para todos.

    Saludos Globeros...Edu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo Edu lo que he comentado en la crónica, me sentí muy agusto subiendo y eso en mi es harto raro porque sabes que odio las subidas, pero la zona de las Capiruzas y el Hundimiento, es una zona que me gusta. De todos modos, me sentía bien y con ganas, y de hecho, fijate a que velocidad fuimos, a qué velocidad vinimos y que media hemos sacado, teniendo en cuenta que hicimos muchas subidas en bici y alguna rampa a pie.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Vaya rutón, y vaya con la cuestecita del 26% se las trae, pero con paciencia y molinillo, xino, xano, seguro que la subiréis el dia menos pensado, pero como este muy suelta y con regueros, mal lo veo, pero si no se puede a patita, no siempre va a ser que nos lleve la burra a nosotros, muy guapas las vistas del parque eólico, y lo mejor de la jornada esas jarricas bien frias, buen fin de semana para todos y a disfrutar que hara buen tiempo, un saludo.

    ResponderEliminar
  5. ¿Quién me lo iba a decir Ginetas? Yo subiendo y encima disfrutando. Esta zona es una zona muy pero muy chula y con muchas posibilidades.

    Un saludo desde El Llano.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto que las rutad de entre-semana, "de miércoles" como las solemos llamar, son todo un filón que no deja de dar veta; siempre hay algo que reseñar y contar.

    Pero desde mi punto de vista, lo mejor es que luego cada uno llega a casa feliz del rato compartido y con ganas de repetir mil veces. No se me ocurre mejor prueba de éxito.

    Un saludo con... un poco de envidia por no poder acompañar, ...bueno mucha.

    ResponderEliminar
  7. Siempre lo has dicho y siempre lo ratifico, las rutas de los Miércoles, rompen la semana y te ayudan a terminarla a expensas de que llegue el fin de semana para saber qué se hace y a dónde se cicla.

    Este Miércoles, en concreto lo hemos pasado bastante bien y además, insisto, las Capiruzas, creo que tienen mucho que enseñarnos aún.

    Saludos Pablo.

    ResponderEliminar