jueves, 15 de mayo de 2014

La Ruta Cisterciense de Coro

 Buenos y globeros días tengan vuesas mercedes.


  Ayer, miércoles 14 de mayo de 2014 tuvimos una muy buena ruta, multitudinaria ruta pues a la salida nos juntamos nada menos que nueve globeros, por un lado Coronado, Yellow, Paco Lara, José y yo mismo, y por otro el grupo de Teo, con Nino, Manolo y Berni.


 La hora de quedada, pues las cinco, horario de verano (no será ayer, que a última nos congelamos, literalmente, de frío), y el sitio, la esquina del corte inglés dado que nos íbamos a marcar una Chinchillada y ese el mejor sitio para quedar.


 Allí nos pudimos ver con Marcial, que se dirigía a la oficina, pero que antes de entrar a trabajar se dejó caer por allí para saludar a la cuadrilla, y es que los globeros somos buena gente.


 En primer lugar nos dirigimos al cordel de Chinchilla, con bastante viento de cara que nos hizo ir al "ralentí" durante bastante kilómetros. Una vez que llegamos a la primera bifurcación, antes de subir hacia la sierra de la cabrera, decidimos tomar el camino de la izquierda que va hacia La Losilla, de modo que acompañamos a Coro en su ruta Cisterciense, y es que nuestro amigo se llevó ayer su hábito y su escapulario, que la nobleza obliga.



 A la altura de la autovía nos separamos todos, por un lado el grupo de Teo decidió seguir hacia Chinchilla por la vía de servicio, Coro se fue por aquellos campos a buscar el Santo Grial, y nosotros decidimos perdernos por el polígono industrial, y no es una broma, porque buscando la senda de la espalda del polígono, dimos cuatro giros a la derecha, y eso aquí y en Tombuctú, es una vuelta a la manzana...¡vaya pandilla!



 Así que de vuelta al punto de partida decidimos tomar lo más directo hacia la sierra, y dado que en lontananza se divisaban las antenas del repetidor, pues nada, a subir cuestas y además a apretar el paso que teníamos ganas de empezar a darle al pedal.

 La subida se nos hizo corta, y es que la velocidad iba subiendo conforme subían los metros en vertical, parada en el repetidor para respirar un poco y continuar hacia la zona de sendas. La primera que tomamos es la que sale a la izquierda de la balsa que por allí existe y dirigirnos por aquella parte del monte hacia la zona de la senda del agua. Desde allí, nos cogimos otro grupo de sendas que acaban en la pista que te lleva hacia el refugio de la sierra procomunal, y aunque nos encaminamos hacia él, tomamos otra pista que nos llevaba derechos hacia la zona de las barbacoas.


 Como siempre, algún listo ha cortado el agua de la fuente, y es que eso tiene ser lo más gracioso del mundo, dejar sin agua a la gente que va por allí. No es que nos lo imaginemos, es que allí había un matrimonio del pueblo que nos señaló que por desgracia pasa bastantes veces. Así que, ahí va un mensaje para el listo que corta el agua de aquella fuente: "¡veste a la mierda, bonico!" (así se dice por aquí, y para la ocasión viene que ni pintado).


 Pues otra más de sendas y derechos hacia la cuesta de las perdices, desde donde ya nos dejamos llevar hasta Chinchilla, donde habíamos quedado a la salida del pueblo con Coro.

 El viento continuaba soplando con la misma intensidad, pero esta vez se convirtió en nuestro aliado, así que la vuelta la hicimos por el camino más recto y nos plantamos en Albacete en una media hora, la velocidad pasaba de los 40 muchas veces, incluso por los terrenos más llanos, así que fuimos metiendo todo el hierro que pudimos hasta llegar a nuestro destino.

Cadenas de Adn comestible
 Y nuestro destino era, por supuesto, el bar Estadio donde nos aguardaban unos cubos de botellines para hacer la correcta hidratación de después de la ruta, cervezas de campeones que tomamos bien a gusto en la terraza del bar, donde se nos unió Francho con su nueva "equipación".

Fue aquí, al cabo de un rato de estar sentados donde poco a poco se nos fueron poniendo los "pelos como escarpias" y es que, el viento venía frío, frío, pero "frío de cojones". Aún así aguantamos un buen rato allí, pues la conversación, las risas y el ambiente se prestaba a ello.   Muy recomendable el bar, palabra de globeros.

 Pues nada más amigos, tan sólo deciros que al final nos salieron 56 km a una media de 18,6 km/h.


 Saludos Globeros.
















10 comentarios:

  1. Ayer el viento pegó con ganas, pero como somos muy globeros aplicamos el principio de "acción-reacción", que en el ámbito ciclista significa: Eolo, tú sopla fuerte que nosotros pedaleamos con más ganas. Y vaya que sí, que le dimos como nunca hasta llegar a todo lo alto del repetidor, donde llegamos muertecicos.

    Buena ración de sendas chinchilleras y vuelta a la ciudad a velocidades de vértigo.

    Excepcional hidratación, con cabeza para parar a tiempo, porque ya sabéis que cuando se nos calienta el morro no hay quien nos levante de las terrazaas. Eso sí, el frío del final ayudó a la retirada.

    Datos técnicos de la ruta:

    -> Los 56 kms que ya ha dicho Edu.
    -> Las calorías. Dato que desconozco, pero aportará Koro (gran contable calórico)
    -> Botellines: 45 por hora !!!

    jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Yellow, que barbaridad, como caían los botellines, velocidad de vértigo la nuestra. ¡Menos mal que hacía frío! La subida al repetidor, también a todo trapo, pero desde abajo, ¡eh! que empezamos a base de plato y aquello no paraba ...

      Bueno, en cualquier caso, ruta muy muy buena la de ayer, como esta, las que queráis ;-)

      Saludos GLoberos...Edu

      Eliminar
  2. Cisterciense; por lo austera, no, conociendo a los integrantes austera no pudo ser.

    ...Por los ascética; hombre los integrantes de la grupeta son gente de espíritu puro, pero no presisamente "negadores de los placeres materiales".

    Supongo que será por el ímprobo esfuerzo que realizó Coro para encaminarse hacia Chinchilla.

    Seguro que lo habéis pasado genial, a pesar del fresco que ciertamente hizo ayer.

    Encantado de ver como aprovecháis la semana, ...y con un poco de envidia incluso.

    Un saludo para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Pablo, te aseguro que la ruta de Coro ayer fue Cisrterciense al cien por cien, tanto fue así que al final nosotros también acabamos viendo cistercienses por doquier... jaj j aj. Bueno, ya lo verás como fue así cuando hablemos con él... ajaj ja

      Y desde luego, no podemos negar nuestro origen albaceteño, ;-), somos los únicos capaces de decir "fresco" cuando realmente lo que estaba haciendo ayer era un frío de tres pares de cojon.s.

      Bueno amigo, que nos veremos el fin de semana.

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar
  3. Que buena pinta tiene la ruta de los miércoles, y cantidad de globero, así da gusto y para rematar una buena hidratación si señor, con respecto al listo que corta el agua poco más que decir muy buen a definición.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo JuanCar, la verdad es que ayer nos juntamos unos cuantos, al principio, ¡y al final! jaj aj a

      En fin, que una rutica muy buena la que hicimos ayer, y además sin percance alguno, que es lo mejor de todo.

      Pues nada, a pasar buena semana y nos vemos el finde.

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar
  4. Pablo, lo de Cistercense no tiene nada que ver con lo que imaginas.... ya verás, luego te lo contamos.

    Buen finde!

    ResponderEliminar
  5. No te preocupes que no se ha hecho la tonsura en la coronilla... j aj j aj a

    ResponderEliminar
  6. Cisterciense, "dicese de aquélla persona o personas que persiguen incesantemente cisternas o similares en aras de la sociedad o simplemente por vicio y frenesí".

    Bueno Edu, pues como te he comentado esta mañana, el Miércoles la ruta fue 100 de 100, por la ruta con conpañeros y porque al final, conseguir identificar y localizar lo que era mi propósito, darle vicio a la ruta cisterciense.

    En otro orden de cosas, mientras daba vuelta a los dos polígonos y en mis correrías por esa zona, sobre todo por el margen derecho de la autovía, pude comprobar las enormes posibilidades que da esa zona y que nunca hemos visitado, incluido el pozo de agua que te comenté y que a buen seguro, cuando menos, te parecerá peculiar.

    Por lo demás, la vuelta y la hidratación, especial, especial. Un saludo y nos vemos el Domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Coronado, fue una buena ruta, vaya que sí.

      Y la nueva acepción de cisterciense, pues nada, aprobada por mayoría. j jajj a

      Bueno, nos vemos este domingo para hacer una ruta "franciscana" ;-)

      Saludos...Edu

      Eliminar