jueves, 29 de mayo de 2014

Tormentas por Chinchilla






 Buenos días tengan vuesas mercedes.









 Ayer, miércoles 28 de mayo, realizamos una nueva ruta por Chinchilla. Y eso que nos habíamos prometido una tirada larga hasta Munibañez y haber llegado hasta la base del ejercito de tierra que hay por allí (abandonada, claro está), pero es que ayer nos pillaron varias tormentas, de esas que se pone el cielo negro y ves como cae una auténtica cortina de agua.


 En fin, que a las 16:45 y con puntualidad manchega, en nuestro horario de pre-verano, nos vimos las caras José, Yellow y éste que suscribe. En esta ocasión, nuestro gran Coro tuvo que decir que no a la quedada, y es que la espalda le ha dicho que tiene que descansar; amigo, cuídate y mejórate pronto.


 Fue en la salida hacia Chinchilla, a la altura de la lonja, cuando ya pudimos ver que estábamos rodeados de tormentas, y ya desde el comienzo el propio Yellow, que guiaba nuestros pasos decidió que la ruta la teníamos que cambiar con la que estaba cayendo a nuestro alrededor.

 Así que dirigimos nuestras bicicletas hacia la balsa circular de piedra que está en La Losilla, un tesoro que nos descubrió nuestro querido Pedro Lara, y que ayer, desde luego, era el momento para visitar. Al parecer esta balsa es de finales del siglo 18 y su utilización era principalmente para abrevar el ganado, aunque también lo hacían los segadores, y lo más curioso, es que esta balsa aparece en unas seguidillas, en concreto, "Ya vienen los segadores" que aquí reproduzco de manera parcial, justo donde hacen mención a la misma:


De segar de La Losilla. 
Ya vienen los segadores 
de segar de La Losilla, 
descalzos y sin un chavo 
y quebraos de las costillas. 


...
...
...

De segar de los secanos, 
ya vienen los segadores 
de segar de los secanos, 
De beber agua de balsa, 
sucia y llena de gusanos



 Desde aquí, y dado que las tormentas cada vez nos rodeaban más, decidimos ir hacia Chinchilla para tomar algunos pistas de la zona, y dado el caso, subirnos el pueblo por si la lluvia nos alcanzaba. Así que lo primer que hicimos fue visitar el pozo que está a los pies de Chinchilla, al otro lado de la autovía, y de paso también le echamos un vistazo a la construcción que visitaron no hace mucho Coro y Yellow, pero que esta vez, vimos desde lejos pues en estos momento se trata de un "cagadero" en pleno campo y tampoco es plan el visitar el lugar aquel. Pues bien, hechas las consultas pertinentes se trata de una construcción romana, y en concreto era una construcción abovedada que daba acceso al aljibe que por allí existía. Evidentemente, ni queda aljibe, ni queda boveda, ni se puede visitar. Pues eso, que ahí queda.




 La lluvia se nos acercaba, esta vez sí, y tan sólo nos quedaban unos minutos para poder ponernos a resguardo, así que decidimos subir al castillo de Chinchilla para poder alguna foto de la que se nos estaba acercando. Dicho y hecho, la lluvia empezó a caernos a base de bien, así que nos pusimos en camino hacia El Desván, donde tranquilamente aguardamos a que se pasara la tormenta, tomando, como no, una buena cerveza fresca. En ese momento, se nos unió Paco Lara, que también había salido por allí a ver si nos encontraba, y claro, al final nos vemos en las mismas parroquias.


 Al cabo de una media hora dejo de caer agua y decidimos que lo mejor era volver para Albacete y por el sitio más corto, pues todavía se veían unas cuantas nubes. Tomamos la vía de servicio del polígono industrial, donde, además de llovernos durante un par de kilómetros nos sopló un viento de los buenos, completamente de cara, y bastante fuerte en muchos momentos, pero bueno, apretamos un poco los dientes y nos vinimos para acá como un rayo.

 Dado que vinimos con una hora más que prudente, decidimos que lo mejor para terminar la ruta del día era tomar un cubete de botellines en el bar El Estadio, donde se nos unió Francho para dar buena cuenta de los botellines que allí nos pusieron. Terminado el cubo, cada mochuelo a su olivo y a descansar, que la ruta nos había salido a pedir de boca.

 En cuanto a los datos técnicos deciros que hicimos un total de 40,6 km a una media de 19,6 km/h.

Saludos...Edu










9 comentarios:

  1. ¡¡Cómo es posible que de una de las rutas más feas y desapacibles que hemos hecho haya salido una de las mejores crónicas de este blog!!

    Y lo digo no solo por las fotos, que son espectaculares (lástima no llevar la reflex encima, jeje) sino por el verbo y la información que aporta el cronista, ¡¡sólo falta ponerle música a la Seguidilla!!

    Hasta la próxima ;-)

    ResponderEliminar
  2. Ja jaj ja

    Yellow, eso es el efecto de la crisis, que hemos aprendido a sacar leche de una alcuza ;-) j aj ja aj

    Bueno, no es que fuera la "rutas de nuestras vidas", pero bueno, hay que hacerla y siempre, siempre, hay algo que ver o que contar, ¡seguro, amigo mío!

    Venga, pues que se te dé muy bine el fin de semana en "la batalla".

    Saludos...Edu

    ResponderEliminar
  3. Por fin, has visto mi pozo Edu..., bueno y el de Yellow. Ahora sòlo me falta que me enseñéis la balsa de piedra, que sólo yo falto por ver tamaña construcción.

    Las fotos son impresionantes y lo dicen todo de una tarde de perros, como comunmente se suele decir. ¡Que nubes tan negras! y....., ¡qué arco iris más marcado!

    Siento no haberos acompañado, pero no tenía la espalda para alegrías. Mañana saldré por la tarde para ver como me encuentro.

    La crónica, como siempre y como no podía ser de otra manera, inmaculada. Saludos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está hecho, veremos todo lo que haga falta, ¡será por rutas!

      En cuanto a los nubarrones, pues eso, las fotos lo dicen todo.

      Lo importante es que te mejores de la espalda pronto, y no tengas prisa por volver a a salir, todo lleva su tiempo ;-)

      Nos vemos el finde.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  4. Al igual que Antonio, me has dejado anonadado, no sólo por la narración sino por el aporte informativo, sólo a la altura de grandes plumas de la edad de oro, un día corta concisa y contundente y otro día floreada.
    En fin una ruta más a la saca y con la presencia de lluvias, además de unas fotos geniales.
    Un saludo y nos vemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo JuanCar, como bien dices otra ruta a la saca. Lo de la "seguidilla", bueno, ha sido un poco casualidad el haberlo encontrado, y ha sido gracias a un compañero del trabajo, pero bueno, ahí queda, para las memorias globeras. j ja j aj

      Y las lluvias, la verdad, desde el castillo impresiona bastante el verlas por todo el llano.

      Nos vemos el finde.

      Saludos...Edu

      Eliminar
  5. En primer lugar desear a Coronado que ya se encuentre mejor de sus molestias de espalda y que esté pronto en condiciones de dale a la bici, ..o no según le apetezca; pero en todo caso que esté recuperado.

    Por lo demás, ciertamente la tarde del miércoles fue caprichosa, y los chubascos se extendieron por rodales a capricho.

    Me alegro que la lluvia no os castigara, salvo momentos puntuales; del viento no digo nada por que ya estamos acostumbrados a él y .... "nos dá igual".

    Las fotos en tardes así son fantásticas, como fantásticas te han salido Edu.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  6. ....Curioso el tema del pozo y sus seguidillas Edu; buena labor de documentación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Pablo, pues eso, una tarde caprichosa en cuanto a las nubes, pero en cualquier caso, bastante espectacular. LO del viento, pues sí, tienes toda la razón, acaba por darte igual.

      Lo de las seguidillas es realmente curioso, sobre todo, porque además, según la fuente que consulté se trata de una composición que se utiliza mucho por Castilla-León...ja jja. Chinchilla grande.

      Nos vemos este finde.

      Saludos...Edu

      Eliminar