jueves, 5 de junio de 2014

Ruta de miércoles: ¡joe, que calor por el polvorín!

 Buenos días tengan vuesas mercedes.
 







 Ayer, miércoles 4 de junio, tuvimos nuestra habitual salida "intrasemanal" y para ello nos vimos las caras a las 17:15 nada menos que el gran Yellow, el ínclito Paco Lara, el genial José y este que suscribe.

 La ruta estaba preparada por Yellow (apúntate una), que ya llevaba varias salidas preparando esta gran ruta que nos marcamos ayer, y es que, la zona para los que íbamos allí era desconocida en gran parte. Se trataba de llegar hasta el antiguo polvorín abandonado y volver por la zona de Mulibañez y Aldea Nueva.

 La ruta se la tendremos que dedicar a Coronado, pues ayer por diversos motivos tuvo que desmarcarse de realizarla, y mira que tenía ganas de hacerla...en fin, no te preocupes amigo que cualquier día de estos la repetimos.

 Lo primero que hay que destacar es el tremendo calor que pasamos ayer. Es la primera ruta en la que empezamos a notar, y de que manera, los calores ya propios del comienzo del verano. De hecho, los primeros kilómetros fueron, sobre todo para mí, bastante difíciles dado ese calor, pues ni siquiera podía respirar bien.

 En fin, que poco a poco fuimos ganando kilómetros, eso sí, a buen ritmo y sin parar a nada, pues la etapa era larga y teníamos que apresurarnos. Aunque también hubo un momento para las risas y de paso para un poco, pues al pasar un pequeño riachuelo (casi sin agua), Yellow metió la rueda por una zona que parecía seca; y digo "parecía" porque la rueda se le metió en una especie de lodo podrido, donde menos mal que pudo salir sin tener que parar, ¡cualquiera se ponía a su rueda!

 Así que seguimos en dirección al Pozo de La Peña donde paramos a refrescarnos de la fuente: agua, agua y más agua, para la cabeza, para los brazos, y claro, para la bicicleta de Yellow. Aquello nos sentó estupendamente, de modo que reemprendimos la marcha en dirección al antiguo polvorín abandonado, pasando por la Estación de Chinchilla, y desde allí en un pis pas nos plantamos en el polvorín.

 La construcción está abandonada, que no desierta, pues nos pudimos encontrar con al menos tres coches en el recinto. En cuanto al cuartel, pues eso, absolutamente destrozado aunque muy curioso para ver. En cuanto a la gente que vimos, ¡que rarezas tiene la gente! En primer lugar vimos a dos mujeres con el vehículo aparcado en la puerta de un edificio y resulta ¡que se estaban probando ropa! Que digo yo, que si no hay sitios mejores. Pero es que, cuando fuimos a salir por la parte de atrás del recinto, nos volvimos a encontrar con una pareja de hombres, y lo mismo, que se estaban probando ropa...o eso suponemos, vamos que tampoco es que nos interesara mucho lo que estaban haciendo el par de dos,  así que a seguir dándole al pedal.

 Ahora tomamos camino para toma la cañada real de Andalucía, desde allí hasta Munibañez, Aldea Nueva y vuelta para Albacete. Aquí el camino se mete por un monte bajo bastante bonito, con caminos llenos de vegetación que hacen que la ruta se disfrute a base de bien, con una auténtica maraña de caminos que suben y bajan.

 Como no, nuestro amigo Eolo hizo acto de presencia, y desde que salimos del polvorín se puso a soplar de cara a base de bien. Entre el viento y el calor que seguía haciendo, la ruta todavía se nos hizo dura, de hecho llegamos los cuatro a Albacete sin gota de agua y con el gaznate reseco ya cerca de la nueve de la noche.

 Esta vez, la hidratación, más que conveniente era necesaria, así que las propias bicicletas nos llevaron en volandas hasta la zona de la Abuela Pepa, donde nos tomamos unos botellines y os aseguro, que pocas veces nos han sentado tan bien y nos han estado tan ricas.

 Deciros que al final hicimos unos 68 kilómetros, a una media de 20,4 km/h, y que el recorrido es para repetirlo más de una vez, eso sí, sin tanto calor, que ayer nos castigó a base de bien.

Saludos...Edu

7 comentarios:

  1. Decir que una de las mujeres que se probaban ropa, la más joven, estaba realmente ESPECTACULAR en todas sus dimensiones.

    Ruta muy rodadora, sobre todo a la ida ya que íbamos por caminos muy buenos y con viento a favor. Por eso se nota también más el calor. A la vuelta eolo nos pegó a base de bien. Eso unido a que no paramos "ni pa mear" ni para echar alguna foto más de los impresionantes y secos paisajes, hizo de la vuelta un ejercicio de sacrificio y resistencia. Menos mal que el amigo Paco Lara tuvo a bien pinchar a falta de 5 km, jajaja, gracias!

    Por miedo a que se nos hiciera tarde, fuimos y volvimos por lo más directo. Con más tiempo le dedicaremos más al monte bajo que hay por Munibáñez.

    Ya está aquí el verano ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, vaya mierda me tragué en el riachuelo. Mejor no pensar de dónde procedería semejante pasta maloliente. Menos mal que estaba en nuestro camino la fuente del Pozo de la Peña, la duché allí mismo.

      Eliminar
    2. Estaba como un queso la señora...la verdad.

      En cuanto a la ruta, repito, apúntate una que estuvo muy pero que muy bien. Pena del calor que nos hizo. Pero bueno, como bien dices, es que el verano ya está aquí.

      Impresionantes las cervezas que nos tomamos, fresquitas en su punto, con su tapa, y todo en su justa cantidad, ¡no había quien nos moviera de allí! ;-)

      Saludos y nos veremos la semana que viene...Edu

      Eliminar
  2. El miércoles esperaba poder salir sobre las 19;00h a dar pedales un rato, y pensaba en ir hacia vuestro encuentro para compartir un rato del regreso, ...pero resultó imposible, me hubiera gustado.

    En cuanto a la ruta, arrastra un buen número de kms. y sin duda añadiendo en alguna ruta de mañana los rodales de monte bajo, resultará muy muy maja.

    Del resto de anécdotas que contáis, espero escucharlas de primera mano mientras tomamos una cerveza.

    Buen fin de semana a todos, ...que ya llega.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de llegar a casa...., ¡ya está bien! Me da envidia sana el rutón que os marcastéis el Miércoles, porque además, por unas cosas o por otras, no he podido compartir con vosotros, semejantes edificaciones y montes bajos.

    Llevo dos semanas realmente duras, pero a partir de este Domingo, estoy a disposición de las dos ruedas.

    Crónica estupendamente relatada y es una lástima el estado en el que se encuentra el Polvorín.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  4. La ruta fue buena a tenor de lo descrito, aunque me faltan las fotos de los elemento u elementos probado se la ropa ja ja, la verdad es que hay gente pa to.
    Una grupeta maja para darle al pedal y cargada de kilómetros, que no esta nada mal para un miércoles.
    Un saludo

    ResponderEliminar