sábado, 30 de agosto de 2014

Investigado el paso de Malpelo hacia el Torcio

¡Buenas Tardes Globeros! Ahí va la cróncina de una express muy tranquilla, donde el objetivo de hoy no era otro que el de comprobar si el paso del Paraje de Malpelo hacia El Torcio era transitable o no. Al final ha sido que no, pero os cuento un poco, je, je, je.
 
Hoy según he podido comprobar por el whattsapp, casi que ha habido tres rutas. Por una lado, Juancar, Berme y Francho se iban a Motilleja a las 08h.30', otra, la de Pedro Lara, que saldría a las 07h.00' para estar en casa a las 09h.00' y, la tercera, la de Josete y mía, que en mi caso, la idea era estar pronto en casa, sobre las 11h.30'..., más o menos.
 
A las 07h.45' he recogido a Josete en su casa y también a la cita ha acudido Pedro Lara que ha estado ruteando por los alrededores de la ciudad y ha decidido acompañarnos a la ruta, el tiempo suficiente hasta que se diese la vuelta para estas a su hora.
 
Pues bien hemos salido en dirección a los dos puentes de hierro y ya en la bajada de el primer puente de hierro, Lara se ha sacada una senda en plena ciudad, senda que va haciéndo un giro y que nos lleva al segundo puente, para desde aquí encarar las bicis hacia el cementerio, giro hacia la izquierda, dejamos el depósito de coches de la Policía Local a nuestra derecha y nos dirigimos hacia la pista ancha que nos lleva a los Palos de El Paraje de Malpelo, atravesamos la Ctra. de Mahora y listo hacia el desvío de que nos lleva hacia El Torcio.
 
Aquí, justo en el desvío de El Torcio, Pedro ya se dió media vuelta y Josete y yo seguimos pegados a la valla para comprobar como estaba el camino, con hierbajos, sin hiervajos, con agua y barro, con pivots...., en fin, hoy era un día para investiga como estaba este paso.
 
 
 
Después de despedirnos de Pedro, Josete y yo nos hemos dirigido hacia El Torcío y el resultado ha sido que después de unos cuantos kilómetros hemos tenido que darnos la vuelta ya que era imposible avanzar. El camino no se veía, los hiervajos se nos metían en el cambio, las roldanas, los arbustos, por cierto, algunos de ellos muy grandes, nos tiraban del manillar para los lados con el consiguiente riesgo de darnos un tortazo....., aparte de ponernos pringado de barro por los pivots.
 
 

 
 



 
 

 
LLegado este punto y dado que era tontería seguir avanzando, ya que aún nos quedaban algunos kilómetros de selva, decidimos dar media vuelta y hacer alguna circular hasta que volviésemos a las 10h.30' para almorzar con Pedro y Paco Lara en el Pequeño Careta en Albacete.
 
Volvimos por nuestros pasos hasta Malpelo, cogimos los palos hasta el canal, donde paramos para hacernos unas cuantas fotos en el puente viejo de piedra.
 
 

 
Mientras nos colocabamos en el puente de piedra hemos visto entre los arbustos la "camisa" o muda de una serpiente, que a juzgar por su piel cambiada, podría tener cerca del metro y medio de largo. A quí os dejo las fotos.
 
 

 
Después de desayunar con Los Lara Brothers, nos hemos ido cada mochuelo a su olivo, eso sí, como siempre nos hemos hidratado convenientemente, que no se entere Edu, ja, ja, ja.
 
 
Bueno amigos, pues ya sabés, si quereis ir a Valdeganga o a Motilleja o a cualquier otro lugar que pase por El Torcío, no se os ocurra a no ser que llevéis el Kit de Superviviencia y un machete para cortar la maleza y hiervajos que os vais  a encontrar en estos lares.
 
Paso a poneros los datos técnicos de la ruta:
 
Tiempo efectivo de pedfaleo, 02h.00'00"
Distancia recorrida, 47 Kms.
Velocidad Media,20'7 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcazada, 26'8 Kms/hora
Calorías quemadas, 696 ja, ja, ja.
 



9 comentarios:

  1. Joer como esta el torció, madre mía, nosotros hoy lo hemos evitado pensando que podía estar así, no obstante os a salido una buena ruta y luego el almuerzo a la altura.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya ruta que os habéis pegado, 70 kms a la saca y además con todos los ingredientes, Motillejada, almuerzo en Casa Bigotes, en fin...., ¿qué más se puede pedir?

      Me hubiese gustado acompañaros hoy a la ruta, pero tenía que estar pronto en casa, de hecho, a las 10h.30' ya estaba almorzando en Albacete con los Lara y Josete.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Ufffff, vaya selva, no hay quien avance por ahí..!!! menudo incordio y no ver el final por tanta maleza y demas arbustosm buena decisión, volver, tras nuestros pasos, es lo que tienen estas aventuras de investigación, por lo demás todo correcto,almuerzo y cervecita de los campeones bien merecida, un saludo desde tierras catalanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que parecía una selva. Es una pena, porque este paso nos lleva a una bajada de unos 2 kms y de aquí al Paraje de El Torcío, que es una zona con mucha agua y muchos caminos y sendas. Muy bonito este paraje, que desde luego se puede llegar desde otros sitios, pero este paso el de Malpelo, nos lleva como un tiro.

      Un saludo desde El Llano.

      Eliminar
  4. Para la próxima ruta de investigación llévate un machete y despejas el camino, jajaja

    Te has olvidado de contabilizar la ruta serrana, que se dio muy bien, eso sí, sin almuerzo de bar (ainsss)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo sin con un machete podríamos haber seguido camino adelante. Increíble como estaba este paso.

      Eliminar
  5. ¡Joeee, vaya selva! Y es que con la cantidad de agua que caen de los pivots no me extraña que se ponga así. Pero claro, avanzar por un camino así es que es imposible, y te puede joder los engranajes rápidamente, una rama que no ves y adiós a los cambios.

    En cuanto a la hidratación, así me gusta, que la llevéis a rajatabla, no vayamos a tener una desgracia por no tomar una cerveza...ja j aj ajja

    Bueno, seguro, seguro que esta semana salgo con vosotros, que ya se me han acabado los viajes.

    Pues eso, estoy atento al whatsapp.

    Saludos...Edu

    ResponderEliminar
  6. Increíble como estaba este paso. Bien podría filmar aquí los programas FranK de la Jungla, porque jungla encontramos y para aburrir. Lo más gracioso es que en un momento del camino, Josete me dice "escucha Koro, no oyes un chas chas?" Le digo que sí y lo que íbamos pisando con las ruedas era la cantidad ingente de caracolillos que había en el suelo. Por donde nos tirasemos, había caracoles.
    Un saludo Edu y te veo mañana.

    ResponderEliminar