domingo, 11 de enero de 2015

La Cantera de la Evaporita, Las Capiruzas, La cueva del Pastor y vuelta.

¡Hola Globeros! Pues como bien apuntaba Juancar en su crónica de hoy, respecto al fin de semana, vaya variedad de rutas, para todos los gustos y de todos los colores, con y sin complicación, técnicas, no tan técnicas, descubriendo cosas nuevas, visitando otras antiguas, en fin que este fin de semana, ha sido un fin de semana variado en este aspecto.
 
Éstos días y por circunstancias, he estado de viaje y aunque he seguido el whattsapp del grupo, por el que he podido saber de las rutas del fin de semana, no he estado muy participativo. El sábado me fue imposible salir a Chinchilla por tener un día muy ocupado y en cuanto a la ruta del Domingo a Villamalea, pues no me apetecía mucho meterme una ruta un tanto técnica, cosa que me ha confirmado Juancar en su cróncia, así que ví que Edu, saldría en dirección hacia las Peñas, ruta que por otro lado, Pedro Lara había fijado a las 07h.45', pero con sorpresas..., y...., lo dicho, no tenía el cuerpo ni el ánimo para muchos excesos.
 
Hablé con Edu y con Yellow, que ya había comentado que se había quedado fundido de su ruta del Sábado (al parecer Eolo le dió a la vuelta hasta hartarse), y los tres decidimos hacer algo tranquilo y sin prisas.
 
Ya, a una hora prudente, quedamos Edu y yo en el Inox para tomarnos un café, pues la mañana, estaba fría, pero no ha podido ser porque estaba cerrado, así que nos hemos ido al que está al lado, el Mercury, y aquí hemos tomado unos belmontes para entrar en calor mientras eseprabamos a Yellow.
 

 
Tras una breve espera y viento que Yellos no venía, le hemos mandado un whattsapp, comentándole que nos dirígíamos hacia la Ruta de la Evaporita y que iríamos despacio para que nos alcanzase, y dicho y hecho, antes de llegar a Aguas Nuevas, Yellow nos ha alcanzado y ya junto los tres nos hemos dirigido hacia el Hundimiento.
 
 
Fijaos si hacía frio, que nos hemos encontrado verdaderas placas de hielo, ja, ja, ja.

Hoy nos ha costado entrar en calor porque hacía frío de narices, pero poco a poco y con buena charla hemos llegado al Hundimiento, aunque en esta ocasión en lugar de ir como siempore por el lateral izquierdo, hemos decidido subir por la parte de la pinada, pinada que en su momento ya investigó Pascuy, y que hoy, nosotros hemos querido ver para saber que tál estaba. Pues lo dicho, hemos dado al pedal hasta que ha llegado un momento que no nos ha quedado más remedio que hacer "bancalin" y bajar de la bici para bajar por una loma de la pinada y de aquí llegar al Hundimiento, que por cierto y como ya veréis en un foto, un lateral estaba totalmente congelado.
 
 
 
 

 
 


 
 
 
Pasado el Hundimiento, hemos dado la vuelta al ruedo y nos hemos dirigido hacia La Cañada Molina o Cañada de El Salobral. Tentados hemos estado de tirarnos por una camino que ya, la última vez cuando vinimos al Salobral Pedro y Paco Lara, Ramón, Francho y yo, y de la mano de Pedro Lara tomamos y que va por la falda de las Capiruzas hacia la Cantera de la Evaporita, pero hoy, hemos visto en este camino cazadores con perros y hemos dicidido bajar por la pista de asfalto y tomar los caminos de la Cañada Molina.
 
 
 


 
La ruta seguía y ya parecía que íbamos entrando en calor. Hemos tomado los caminos de siempre y a pocos kilómetros se nos aparecía la zona de la Cantera de la Evaporita y por supuesto, hemos hecho un descanso para tomar un tentenpié y hacer la clásicas fotos a estas formaciones rocosas con trazas salíneas que siempre nos están esperando.
 
 
 
 

 
 



 
Tras un breve descanso, teníamos tres opciones a saber, la primera, bajar la Evaporita hacia abajo, tomar la carretera e ir a El Salobral para almorzar; segunda, bajar la Evaporita, pero hacer un giro a la izquierda y tomar el cordel de Las Capiruzas y la tercera, que es la que hemos adoptado por consenso, salir de la explanada de la Cantera, girar a la derecha, rodear toda la cantera, subir por pedregales y tomar el Cordel de Las Capiruzas.
 
 


 
Pues, después de unos cuantos kilómetros de seguir Las Capiruzas, Yellow nos ha comentado que creía recordar que por esos lares había una cueva que se metía en plena ladera y en la cual antaño se protegían las personas en la Guerra Civil, pero que hoy en día, a buen seguro, sería un refugio para pastores y rebaños de ovejas, como así hemos comprobado cuando la hemos encontrado y hasta dónde hemos podido entrar en su interior. La verdad es que la cueva es una pasada y es curiosa de ver, pero eso sí, no hemos bajado mucho porque el calzado no era el adecuado y porque, ¡coño! la bajada estaba llena de mierdas de ovejas y se hacía bastante resbaladiza.
 
 

 
 


 
 


 




 

 
 
 
A lo tonto, a lo tonto, nos habíamos metido ya en las 11h.00' y todavía nos quedava bajar por las sendas de piedra que salen de la casa que hay unos kilómetro más adelante, y el almuerzo se nos antojaba que sería ya tarde, por lo que hemos apretado los dientes y hemos decidido parar en El Salobral para tomar el segundo tentenpié y de aquí hacia el Camino de La Bacariza, Albacete e hidratarnos convenientemente en el Bar El Estadio...., pues ni 500 palabaras, como diría Marcial..., a toda leche hemos ido hacia Albacete.
 
 
 
 


 
Pues..., la cosa o la ruta, ya estaba hecha y nos dirigíamos como flechas a pegarnos un merecido homenaje a el Bar El Estadio y tomarnos unos cuantos cubetes de botellines bien fresquitos con su correspondiente tapa, ya que hoy no hemos parado a almorzar. Allí, estando en el Bar El Estadio, nos ha visitado Francho y más tarde unos familiares suyos a los que hemos dejado en buena compañía, el tercer cubo que ya no podíamos los demás, ja, ja, ja, y que a buen seguro, ellos habrán dado buena cuenta de ellos.
 
Por lo demás, deciros que he disfrutado de la ruta mucho, y aunque la misma, ya la hemos hechos en unas cuantas ocasiones, hoy ha sido estupenda por el descubrimiento que al menos yo, desconocía de la susodicha cueva. Por otro lado, hemos rodado muy tranquilos, pues como ya comentaba al principio de la crónica, Yellow (raro en él), venía tocado de la ruta del día anterior. Buena ruta, buena compañía, como no podía ser de otra manera y como me imagino que habrán resultado las otras dos rutas del día de hoy. Saludos a todos.
 
Paso a poneros los datos técnicos de la ruta de la Evaporita,
 
Distancia recorrida, 69'811 Kms.
Velocidad Máxima Alcanzada, 44'1 Kms/hora
Velocidad Media, 19'00 Kms/hora
Tiempo efectivo de pedaleo, 03h.38'47"


6 comentarios:

  1. ¡Otra más a la saca! Bueno, la verdad es que ayer lo pasamos bastante bien, pedaleando, charlando, riendo, visitando la zona, pues eso, auténtica gustazo el de ayer.

    Además, se te ve cada día más acoplado a ese pedazo de burra que te has mercado, la senda del hundimiento, la bajada por el camino-senda empredado que no era muy fácil, pero te vimos muy suelto con ella en todas las situaciones; y en las subidas se te vio bien, aprovechando muy bien las inercias de los toboganes, en fin, que te estás haciendo con ella.

    La cueva, ¡una pasada! No me esperaba encontrar a esa altura del monte semejante lugar, y la cantera, pues eso, ¡llena de rocas evaporíticas! :-)

    Hablamos para el finde, que yo esta semana lo tengo complicado.

    SALudos Globeros...Edu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, esta zona da mucho de sí y a nada que busques, pues eso..., que se pueden encontrar infinidad de sendas, caminos, pistas, subidas, bajadas y toboganes de todo tipo.

      Ya he comentado, que esta zona, desde que la hicimos hace tiempo, siempre me ha gustado mucho. Un saludo.

      Eliminar
  2. Por fin he conocido de primera mano aquéllo de la EVAPORITA que tanto ha dado que hablar en otras tantas rutas globeras..... y es que en esto de poner nombres no nos gana nadie y tampoco en dotar de contenido geológico a una pedalada "más allá del Hundimiento", ya sabéis, ruta de la cueva de las bolas.... también muy interesante.

    Pues eso, yo que estaba resentido de la ruta del sábado en Valdeganda, donde el gran eolo me dió de lo lindo a mi vuelta por el carril-bici, no tenía cuerpo para hacer el Moluengo pero tampoco me iba a quedar en casa: la ruta "más allá del Hundimiento" se presentaba propicia para eso que llamamos estirar piernas.

    No me extiendo más porque la gran crónica de Koro no deja detalle por tocar, así que, disfrutad del relato y las fotos y, quien quiera saber el emplazamiento exacto de la evaporita, que no nos pida el track, sino que nos convoque para una pedalada interesante.

    saludos, globeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que gustase la ruta y me alegro de que nos enseñases la cueva de los pastores. Un hallazgo la mar de interesante, a la vez que ilustrativo. Sé que al final la ruta se fue a los 70 kms, pero fueron a un ritmo pausado y además, con las merecidas paradas para los tentempiés, que de no ser por ellos, no habíamos llegado a Albacete.

      Buenas sendas y buenas pistas para rodar, en fin..., creo que de todo. Nos vemos Yellow.

      Eliminar
  3. Bueno otra clásica en vuestro palmares, encima con descubrimiento de la cueva, menuda rasca, no veas la helada del hundimiento, estupenda ruta con exploración a la cueva de las bolas, un gran saludo y abrigarse que viene el frio.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Ginetas! La cueva descubierta no es la cueva de las bolas, esa está en Chinchilla; ésta que descubrimos está en el cordel del Parque Eólico de Las Capiruzas que va desde Las Peñas hasta casi El Salobral.

    Esta cueva, si cabe, es más impresionante.

    En cuanto al frío, bueno...., ya habéis visto como esta El Hundimiento.

    Saludos desde El Llano.

    ResponderEliminar