miércoles, 16 de septiembre de 2015

"La historia de mi vida...."

Pues sí, "la historia de mi vida"...., y es que desde que recuerdo.... montar en bici, y empecé un 04-09-2010 con una bici de 229 € del Decahtlon, no ha habido salida, ruta, que no me haya acompañado el viento, bien a la ida, bien a la vuelta y en el peor de los casos, a la ida y a la vuelta, y ayer fue uno de esos días, días en los que si alguna vez saldo y no hace ni una brizna de aire, me va a parecer raro.
 
Ayer salí por la tarde, no dije nada a nadie, ni puse nada en los blogs, porque hasta las 16h.30' no tenía claro si me apetecía o no, pero hete aquí, que la decisión final, fue salir de ruta, algo rápido, sin complicaciones, pero que me ayudarían a darle al pedal y paliar en alguna medida esos gramos de más que todos en Feria nos echamos encima.
 
Lo dicho, a las 16h.50' salía de casa y nada más salir, primera bofetada de aire. No había mirado el pronóstico del tiempo ni consultado mi querido Español Weather, y lo que fue una bofetada de aire, sin duda, vaticinaba verdaderos remolinos y bucles de viento.
 
Salí en dirección a La Gineta por los caminos que tantas veces hemos hechos, sin más pretensiones que llegar a este pueblo y volverme a Albacete pronto, para estar en casa sobre las 19h.00'. Así fue, la llegada a La Gineta no tuvo mayores problemas que el viento, que me dio de cara en todo momento y con una fuerza de unos 40 Kms/hora. Eso supuso aminorar la marcha notablemente, pero aún así la media que me salió no estuvo mal.
 
Llegué a La Gineta, después de virar por varios caminos, y entré por la zona del Cuco, de ahí paré a pies de la Iglesia de esta población a tomar algo y de paso, hacer alguna foto que otra.
 


 
 

 
 
Muchas veces son las que hemos pasado por La Gineta y nunca había reparado en que la parte superior del campanario, donde esta ubicado el reloj, nada tiene que ver con el corte románico, creo de la Iglesia y es que hoy, un compañero de trabajo que es de allí me ha comentado que la zona de arriba se construyó intentando imitar una antigua torreta mozárabe que en un principio dicha Iglesia tenía. En fin, queda para la investigación esta cuestión.
 
Después, ya repuesto y con el ánimo  entero para volver a enfrentarme a Eolo, salí del pueblo en dirección a la vía de servicio paralela a la autovía y aquí note que el viento me venía de ligeramente racheado de frente, lo que me permitía pedalear con cierta alegría. Casi sin darme cuenta, me planté en el puente por el que pasa la vía del tren y aquí volví a parar  para fotografiar lo feo que se estaba poniendo el cielo, ¡vaya, que por un momento hasta me cayeron unas gotejas!
 
 






Pues dado que el cielo estaba algo inestable y tenía toda la pinta de llover algo, decidía apretar el paso aprovechando que el viento parecía que quería ayudarme y me planté en Albacete sobre las 19h.12',
 
Bueno amigos, pues otra ruta más a la saca del pedaleo y de los kilómetros sobre dos ruedas.
 
Paso a poneros los datos técnicos de la ruta:
 
Salida a las 16h.50' y llegada a las 19h.12'
Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.10'52"
Distancia recorrida, 45'399 Kms
Velocidad Media, 18'9 Kms/hora
Velocidad máxima alcanzada, 44'20 Kms/hora
Calorías quemadas, 572 ja, ja, ja.





 
 

4 comentarios:

  1. No hay ruta sin crónica, jejeje.... a falta de sendacas, almuerzacos, cervezas de campeones... tenemos campanarios... y no te refieres a la esposa de Jesulín, sino a esos faros que tantas veces nos han servido de guía en nuestras rutas, ya que suele ser lo primero que avistamos de un pueblo.

    Bueno, si te sirve de consuelo, ayer también lo sufrí pero más por molesto que por opuesto, porque soplaba fuerte pero de lado, sin frenarme (todo lo contrario porque me empujaba) pero que en cualquier caso, es muyyyyyyyy molesto.

    Ya queda menos pal finde!

    ResponderEliminar
  2. ¿Quién inventaría esa frase, "no hay ruta sin crónica"? Lo cierto es que a veces no merece la pena hacer crónica, ya que la ruta tampoco es que sea para tirar cohetes, sin embargo ya te he comentado en alguna ocasión que todas tienes sus diferencias y matices aunque sean lo mismo de siempre, por eso sigo con las crónicas, ja, ja, ja.

    En cuanto al viento, la historia de siempre..., pero hay tardes como la del Martes, que invitan a colgar la bici y no cogerla mas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Una gran historia, con el peor aliado de un ciclista. el señor Eolo, soplando en contra, que fastidio pedalear, de esa manera y mas en vuestra zona, haber si este finde, se comporta y al menos, os deja hacer la ruta, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Bueno ya sábéis que aquí en La Mancha o, bien a la ida, o bien a la vuelta, o en ambas direcciones siempre tenemos aire, da lo mismo comno salgamos y hacia dónde salgamos, siempre con aire.

    Hay veces...., de verdad, que dan ganas de colgar la bici, ja, ja, ja.

    Saludos desde El Llano.

    ResponderEliminar