sábado, 9 de noviembre de 2013

Albacete-Motilleja (2ª parte, no ha llevado frío La Bestia) By EOLO

¡Buenas Tardes, sufridores, pobres mortales y compañeros a la sazón de este iluso que por montar en bici se cree que hace grandes gestas, para más señas denominado "La Bestia", "Amstel Man" o "Cerve S Man"! Pues no ha llevado frío el pollo hoy..., vamos que se le van a quitar las ganas de darle al pedal.

Hoy, ahora, "Yo, Eolo", os contaré lo que ha hecho este pobre iluso, mortal o mortalillo, porque lo que ha quedado de él, está ahora derramado por el salón de su casa.

A las 08h.21', se creía el muy inocente que yo no le vería, pero sí, le he visto salir del garage de su casa, y sin que se diera cuenta le he seguido durante todo el camino. Al principio le he soplado, pero no mucho, sin embargo a la vuelta se las he hecho pasar canutas, ¡Que se joda el muy iluso! Desafiar a los Dioses se paga así, más a una divinidad como lo es un servidor, EOLO Dios del Viento, para más señas.

Disculpad la interrupción mortales inmotorizados, tán sólo con vuestra tracción animal, pero lo que ha quedado de vuestro amigo, al parecer quiere tomar las riendas de esta crónica y contar por su propia boca de lo acontecido en esta ruta, ventosa...., muy ventosa.

¡Hola amigos! Cualquiera se opone a la Divinidad y le impide que comienze esta crónica...., pero lo cierto es que lleva razón y me ha dado pal pelo de lo lindo, pero de lo lindo......

En efecto, he salido a las 08h.21' de casa con la intención, hoy sí, de llegar a Motilleja, haciéndo el recorrido que tantas veces he realizado con vosotros, sobre todo para saber si sabría llegar yo sólo, pues como dice My Berme de la Jungla...."a mi me dejan sólo y no se ni llegar a mi casa...."

La mañana estaba fría y el cielo amenazaba algo raro, no sé si lluvia, mucho viento (¡que iluso se puede llegar a ser!), pero el caso es que había que llegar a Motilleja


 
Ya se presagiaba que el tiempo no iba a acompañar y que los caminos además estarían llenos de piedras, producto del viento y sobre todo de las últimas labores de labranza
 


Lo cierto es que hasta que no he pasado las dos fincas de labores y me he metido en la pinada que hay antes de torcer a la izquierda para tomar el paraje de Los Yesares, todo, absolutamente todo, eran piedras y tractores labrando o recolectando los productos de la Tierra, coles, hortalizas, etc.
 
 


 
 
De aquí, tras pasar La Pinada he girado para Los Yesares y a unos 800 metros, donde el Miércoles pasado me despisté y giré a la izquierda, hoy y gracias a las indicaciones de Pablo, he tomado el camino de la derecha, el camino habitual que solemos hacer y, es aquí donde os comento que la bajada al río es un sin fin de piedras, caminos rotos y bancos de arena, debido a los aguaceros pasados y al viento de éstos últimos días. De hecho esta bajada, la he hecho con mucho cuidado, porque la bici no tenía tracción y constantemente se iban las ruedas para todos los lados.
 
 

 
Pues después de la bajada al río, he tomado el puente donde he podido ver, otra vez, los estragos del viento, he bajado al río y he girado a la derecha por debajo del puente  para ir en dirección a Motilleja por otro camino diferente.
 
 



 
 
 
El aire seguía soplando, si cabe más fuerte, pero ya los caminos no estaban tan rotos y, sinceramente, lo único que quería es llegar a Motilleja, a La Trilla, para meterme un buen habituallamiento, ¡vamos, bocata, jarraca, carajillo y chupitejo! ¡como de debe ser! Lo cierto, es que esta parte del camino estaba muy bien, y aunque, había alguna subida cojonera, la he afrontado con bastante facilidad...., y lo más importante, Motilleja ya se veía en la lontananza, mi bocata me esperaba..., ¡olé!
 
 


 
Una vez llegado a LA Trilla..., allí estaban Bea y Belén y, su madre, como siempre, con esa simpatía que las caracteriza. Hemos hablado un ratito mientras me preparaban el almuerzo, bienvenido y gratamente esperado, y me han comentado que últimamente habían tenido un cúmulo de mala suerte con lo relacionado con los aparatos de cocina, la luz que se les fue, en fin, un desastre, pero ya estaba todo solucionado. También nos han puesto una falta, porque hace unos cuantos fines de semana, José, el padre, nos invitó a una caldereta de cordero, invitación que ya Pascuy por Whatsapp nos comentó, pero que por razones que no me acuerdo, no pudimos ir ninguno. Una que le debemos.
 
Después hemos practicado magia con el almuerzo y ahora os lo explico para que lo entendais, AHORA
 

 
 Y pasados tan sólo unos instantes, el AHORA de antes, se convierte en el AHORA de después


Después de tomarme el preceptivo carajillo, he seguido hablando con Bea y Belén del funcionamiento de La Trilla y al final ha caido la foto de familia para recordarme que ya hacía algún tiempo que no veníamos por este templo de los almuerzos.

 
 
Pues con el buche lleno, me he dispuesto a volver a Albacete por el camino habitual, bajar por la carretera, pasar el puente que atraviesa el río, subir y atravesar la entrada del Campo de Golf de La Pinaillas y girar a la izquierda para tomar caminos hasta la subida que viene desde El Toricio, pero antes en el río me he entretenido a investiga algún camino que sale justo a su márgen izquierdo y que en su momento ya investigamos en una Semi nocturna con Pedro Lara, Pablo y Berme.


 

 
 

Pues lo que me he encontrado cuando he subido de la cuesta que viene del Paraje de El Torcio, ha sido simplemente, toneladas de piel de cebolla que cubrián..., literalmente el camino, con lo cual en algunos tramos me era imposible mantenerme encima de la bici, así que, otra vez, bicitrecking. Os pongo unos videos, porque bien dice el refrán que "más vale una imagen (en este caso dos videos) que mil palabras"

 
 
 

Desde aquí he salido al Paraje de Malpelo, los palos, y desde aquí me he dirigido al canal y lo he tomado por su parte derecha, pero antes he tenido que hacer un parón porque sin saber ni cómo ni porqué me he veisto rodeado de una verdaera manifestación de raza ovina

 

Después de las ovejas y demás bichejos que habitan por esta zona, Eolo, me segúia castigando, pero bueno, ya veía Albacete, ya estaba llegando y lo cierto es que ya tenía ganas, y ganas dan de dejar la bici y tirarla al canal, cuando esta puñetera divinidad hace acto de presencia y putea a los ciclistas y sino me creeis con respecto al viento, mirad, mirad, el siguiente viedo


Bueno globeros, pues eso ha sido todo. A pesar de todo el viento y de los caminos rotos y pedregosos, reconozco que me siento satisfecho, por haber realizado la ruta sólo, y es que a veces, para acordarte de los caminos y los recodos de los mismos, lo mejor es intentar las rutas en solitario. Como siempre, paso a cometarios los datos técnicos de la ruta

Tiempo efectivo de pedaleo, 03h.24'36"
Distancia recorrida, 72 Kms.
Velocidad Media, 18'9 Kms/hora
Velocidad máxima alcazada, 42 Kms/hora
Calorías quemadas, 899, ja, ja, ja.

10 comentarios:

  1. :-) Muy divertida la crónica Coronado, apúntate otra.

    Es cierto que los caminos están bastante deshechos, hoy hemos recorrido buena parte de tu ruta de ayer y lo hemos comprobado, aunque se podían transitar, ...fundamentalmente te faltó compañía ayer y los hubieras volado como el viento "jodón" que te castigó.

    Hoy a nosotros también nos ha soplado en contra toda la mañana, pero con menos ímpetu del que sufriste tú.

    Lastima que no hayas podido acercarte al aperitivo; hubiera estado genial.

    De La Trilla tan solo apostillar lo que bien indicas y detallas, qué gusta da parar por los sitios en los que rezuma buen trato.

    Un saludo y nos vemos Coronado.

    ResponderEliminar
  2. Bueno Pablo, lo cierto es que llegué a casa tan machacado del aire el Viernes, que la idea es que otro escribiese la crónica porque yo a duras penas podía ni subir las escaleras..., de ahí nació la idea de que la crónica la escribiese Eolo. Sopló y sopló con ganas, como prácticamente os ha soplado hoy cuando habéis ido a Valdeganga.

    En cuando a lo del aperitivo, hoy he aprovechado para hacer zafarrancho de limpieza en la buhardilla y desde luego que me ha cundido. Cuando me has llamado lo tenía todo manga por hombro. Lo siento, la próxima no me la pierdo, seguro. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Koro, no puedo extenderme porque le he quitado el portátil a la chiquilla y me mira con malos ojos...

    Lo que te ha pasado ayer es muy fuerte, no tiene parangón en el mundo globero y bloguero. Los vídeos son un documento gráfico aterrador.

    Por favor, la próxima vez que te veas en tal tesitura, llama al Equipo G que iremos prestos a tu rescate!!!

    ResponderEliminar
  4. Ríete, ríete, pero al final..., me llevo yo todo el viento para que los demás salgáis con calma chicha los Miércoles. ¡Madre mía! ¡Qué vendaval! Llegué a casa muerto..., entre la jartá kms. y el viento, para llorar.

    Bueno, pues si nos vemos el Domingo en Chinchilla, quedamos emplazados para el próximo Miércoles.

    ResponderEliminar
  5. Anda, anda, que exagerado eres, si tampoco hacía tanto viento. Bueno, vale, en el video parece que se ve algooooo, pero vamos, lo normal. jajajajajaj jaj aj aj a j

    Bueno, bromas aparte, la verdad es que vaya puñeta el viento que te pilló. Yo tuve más suerte, porque fui todo el rato por el cauce del río y me lo tapaba bastante, al salir de la zona y coger el llano para volver a La Roda, ¡tela marinera como soplaba! Y sí, en el vídeo se ve estupendamente, ¡la virgen!

    Bueno amigo, nos vemos el miércoles, ¿vale?

    Saludos Globeros...Edu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Edu! Esta semana pasada Eolo no ha perdonado a nadie. En cuanto salíamos de algún refugio o zona de río donde estás protegido, allí que te esperaba el muy canalla, preso a darte el día.

      Nos vemos el Miércoles. Un saludo.

      Eliminar
  6. Que ruta mas chula, pero que incordio de Eolo que no deja un respiro a los bikers, el camino lleno de cascaras, caray, que pasada como esta, muy guapa esta zona para pedalear, siempre es bueno hacer estas rutas aunque sea solo, para aprender los caminos, yo algunas veces aun llevando el Gps, como no este al tanto me despisto, son tantos caminos y cruces, muy chula la ruta lastima de tu compañero de incordio, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que si. La ruta me gusto mucho, sale con buena carga de Kms. y además tienes de todo, senda, subida, bajada, terrenos rotos. Muy gratificante, pero todo eso se va al carajo con el Dios del Viento, en fin, es lo que tenemos en el Llano. Saludos Ginetas.

      Eliminar
  7. Poco que decir, Eolo y tú, un amor prohibido, ja ja, eso adornado con vallas de cebolla, y árboles que se caen por el dios que te arropa, no se puede pedir más para una mañana de viernes.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el árbol, bueno, la rama del árbol se tronchó unos segundos antes de que pasase, justo cuando iniciaba por el viejo puente. Casualidades de la vida. Saludos Juancar.

      Eliminar