jueves, 20 de febrero de 2014

Ruta de San Miércoles Bendito: seguimos con las buenas costumbres.


 Buenos y globeros días tengan vuesas mercedes.


  Ayer, miércoles 19 de febrero, pudimos seguir cumpliendo con nuestra cita ciclista de todos los miércoles, y fieles a ella, pudimos vernos las caras José, Yellow, Coronado y éste que suscribe.

 La hora de quedada, la usual, a las 16:30 en el pincho, sin embargo ayer por unas cosas y otras yo llegué unos minutos más tarde. Total, que viendo como van alargando los días es posible que empecemos en breve a cambiar la hora de salida, ¡que por lo menos podamos comer sin atragantarnos!

  La ruta la había propuesto Coro, ya sabéis, puertos interminables, sendas suicidas y un cuchillo entre los dientes, así que para esta ocasión la idea era salir por la espalda del cementerio para llegar hasta Romica, ganar una vez allí la Cañada Real y dejarnos llevar por ella hasta la Marmota, hacer una parada en San Miguel, y de nuevo encarar Albacete por la vía de servicio de la autovía, dado que a esas horas, yendo ya con focos, lo mejor es coger buenos caminos.

 Pues dicho y hecho salimos hacia el cementerio y de allí a Romica, fue al salir de la ciudad cuando se unió a nosotros nuestro querido Eolo, que últimamente nos ha vuelto a vuelto a acoger bajo su brazo. He de decir que los primeros kilómetros los pasé mal, no me encontraba con un pedaleo fino, y Yellow y Coro que están más fuertes que el vinagre le iban dando cera al recorrido, menos mal que José se puso a mi lado y parece que poco a poco pude ir cogiendo algo de ritmo.

 Una vez que llegamos a la Cañada Real, aquí sí que sí, Eolo se cebó con nosotros y de que manera, así que hicimos una grupeta muy compacta y buscamos en seguida la hilera de pinos que va a lo largo del camino, para ver si nos protegían algo del viento.

 La cuestión es que cogimos por fin un ritmo bueno, y además parece que el viento empezó a ceder algo en su empeño de jodernos la tarde, total, que conforme nos adentramos en las pinadas dirección a la Marmota el camino cada vez fue más agradable, el sol que se colaba por entre los árboles, una vía agradable de hacer y buena conversación.

 El resultado es que nos plantamos en San Miguel (donde está la tirolina) en poco tiempo, o al menos eso nos pareció. Parada de rigor y algo de comer, que falta hacía después de la paliza del viento. Estuvimos un rato por allí y cuando ya decidimos que era hora de volver, tanto José como Coro tuvieron la buena suerte (eso dicen) de pisar ambos la misma mierda de perro que por allí andaba, pero además en el mismo pie y a la altura de la cala, ¡eso es sincronización! Total, que tampoco era cuestión de engrasar el pedal con semejante plasta, así que estuvimos  un buen rato esperando a que aquello desapareciera de la suela de las zapatillas.

  Vuelta al camino, sol que se pone y frío que empieza a aparecer todo en uno. Ya sabéis, el denominador común de todas estas salidas invernales es ese, el frío que aparece cuando se pone el sol. Nos dirigimos hacia La Gineta por la carretera vecinal que sale de San Miguel, sólo que al pasar el puente del AVE, tomamos la vía de servicio paralela a la vía, adelantamos un par de trenes que iban "pisando huevos" hasta que alcanzamos La Gineta.

 Aquí paramos para poner los focos y luces de posición a las bicicletas cuando dos perros de sensible tamaño empezaron a ladrarnos y se dirigieron hacia nosotros; lo que no contaban los infelices es que después de las sabias lecciones que hemos recibido de Yellow, eso no supone un problema, así que los cuatro nos quedamos quietos, esperando, hasta que a una distancia prudencial se oyó un "CHOOOOOOUUUUU" tremendo. Rabos entre las patas (los de los perros) y nosotros a seguir.

 La vuelta tuvo un ritmo bastante bueno, aunque el viento había cedido todavía quedaba algo y esta vez sí, nos venía de espaldas. Total, que nos plantamos en un pis-pas en Albacete, donde como no, pensamos en que lo mejor era tomar la cerveza de los campeones para rehidratarnos de la mejor manera.

 Pedro Lara, que había estado en el Pincho para saludarnos, nos advirtió de que si no era muy tarde que le diéramos un aviso, cosa que por supuesto hicimos y a la que, por supuesto también, Pedro accedió de buena gana. Total, que entre risas, un par de cubos de botellines y algo de frío pues nos quedamos en la terraza de La Oficina, dando por finalizada la ruta de San Miércoles Bendito.

 Deciros que nos salieron un 58 km a una media de 20,9 km/h, con nuestro amigo Eolo haciendo de la suyas pero con muchas ganas de seguir aprovechando el tiempo. 

 ¡Que sigan los miércoles!

 Saludos Globeros...Edu


***** añado las fotos que te faltan *****





10 comentarios:

  1. Estupenda ruta de miércoles, como siempre Eolo, poniéndolo un poco difícil, sin poca cosa donde resguardarse, y esos chuchos a sus anchas, las fotos geniales la ultima de la zona de pinos muy chulo ese zona, menuda vereda mas guapa, y como siempre ritual de la cervecica globera, y que no falte, que rica después de una buena rutilla, un gran saludo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigos Ginetas, pues sí, una estupenda ruta y más con la compañía que llevaba ayer. La zona de la pinada, que está al lado del río, está muy, pero que muy bien; tiene sendas, desniveles,..., el problema es que nos pilla algo lejos de Albacete, y al final la ruta a poco que circules por aquellas zona se te va a 70-80.

      Aún así, de vez en cuando viene muy bien.

      Bueno, que tengáis una buena ruta este fin de semana.

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar
  2. Hola Ginetas, ¡¡que estuvimos por La Gineta!, jajaja, sé que no tenéis nada que ver, pero hete ahí la coincidencia.

    Edu, como eres políticamente de La Roda (Rodense-consorte) se nota que tiras a los miguelitos y has renombrado el precioso paraje de San Isidro, que además pertenece al término municipal de La Gineta y santo que es su Patrón. Lo dicho, como pases por el centro del pueblo te tiran al río.

    Rutaca ventosa pero muy animada, pestilente por las mi*erd*s que se pisaron y con un final gélido-gélido, pero aguantando en la ya clásica cervecica de los campeones.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yellow, por Dios, no digas nada más, ¡perdón por el renombrado del lugar! Es que a veces no sabe uno donde tiene la cabeza. De todos modos, para la próxima diré aquello del "lugar dónde está la tirolina", ¡ahí si que no fallo!..jaj j aj a

      Bueno amigo, muy buena ruta la de ayer, pena de tanto viento, ¡cachis!

      Ya vemos el fin de semana, a ver que se puede hacer.

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar
  3. Esto es un no parar, la gineta, san Isidro, Eolo, san coronado! San Eduardo, etc, menuda corporativa de santo y deidades oa habéis reunido,para darle al pedal los miércoles, no hay quien os pare. Ja ja, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo JuanCar, no te puedes imaginar como anda Coro, estos días, ¡está desatado!

      En fin, que fue una buena ruta, que te voy a contar que no sepas ya.

      A ver si nos vemos este fin de semana.

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar
  4. Me cago en tó....., y nunca mejor dicho. Madre mía que peste la de la mi.....da. A pesar de darle con la manguera yo creo que sigue oliendo..., en fin, a ver si es verdad eso de que trae suerte.

    Me gustó la ruta de ayer y además me sentí muy cómodo y muy fuerte. No obstante me quedé con ganas de hacer unas sendas por el río, de esas que se conoce al dedillo Yellow. Para la próxima nos lo pensamos y bajamos al río a sendear.

    Te espero Edu el Domingo para compartir ruta con Juancar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Coronado, es que fuisteis a pisarla justo en la cala... jaj j aj a. Cualquiera quita eso de enmedio.

      La ruta fue muy buena, a mi me gustó también bastante, con más tiempo se pueden hacer sendas por la zona, pero con la hora que llevábamos tampoco era cuestión.

      Bueno, a ver si el domingo nos vemos (eso espero).

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar
  5. Otra más de la saga de los miércoles, ....apurando ya las tardes de frío que en unas semanas empezáis a disfrutar de las tardes de primavera.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Pablo, ¡que frío! Conforme iba cayendo la noche la temperatura iba bajando y bajando, de modo que al llegar a Albacete y pararnos, ¡nos quedamos tiesos!

      En cualquier caso, otra más a la saca.

      Bueno, a ver este fin de semana como se presenta.

      Saludos Globeros...Edu

      Eliminar