lunes, 11 de agosto de 2014

Peñascosa Ex-treme (4ª parte)

En efecto, Peñascosa Ex-treme (4ª parte), al menos para mi, ha sido la cuarta vez que voy a Peñascosa, y en concreto al Camping Sierra de Peñascosa, donde tan bien nos han atendido, no sólo los dueños, Angel y Conchi, así como sus hijos, sino los responsables de que nuestra gastronomía no desmereciese ni un ápice, María Ángeles, Ana, Laura y Jesús. A todos ellos, como siempre gracias por el buen momento que nos habéis hecho pasar estos cuatro días.

 


Tod empieza en esta cuarta parte con la quedada que ya hace dos meses organizó mi querido e inefable, dónde los haya, Edu...., nuestro "Sire". Se trataba de cuatro días de convivencia, sobre todo y, bicicleta...., por supuesto, pero bajo mi punto de vista, dando mayor importancia a esta primera parte, la convivencia. Los días, en concreto han sido, 7, 8, 9 y 10 de Agosto.

 


A las 11h.30' del día 07-08-2014, nos dimos cita en mi casa Pablo y familia, Josete y Cristina y por supuesto, Koro y familia, dado que Edu, ya estaba en el camping desde hacía varios días. Sobre las 12h.30' llegamos a Peñascosa y después de colocar las cosas y ordenar y organizar con Edu el maxi fin de semana, tuvimos un primer día bastante simpático, el del día 7, cervezas congeladas, comida, cena, sobremesa, paseos por senderos, subidas al pueblo, baños en la piscina y todo tipo de actividades, que nos arrancaron constantemente la sonrisa de la boca.

Comoo posan mis niñas

Chechu  y Paqui, andarinas


Río Arquillo, que atraviesa el Camping

Al río vas, ja, ja, ja,

Menudo chapuzón el de Pablo

No es un ser acuático, no es un ballenato......, es EL SIRE

El reposo del guerrero

Tranquilidad y reposo, mañana se empieza
 


Subida a Peñascosa


Mi coche y mi cabaña

Seguimmos subiendo

Coche de Pablo y su cabaña


Todo lo que sube baja, ja, aj,

Fila india comandada por el Sire


Foto de familia, todo un clásico en las Peñascosa's Ex-treme

Paseo por el pueblo


¡Qué guapo que soy y que bien que poso! ¡Olé!


Peñasosa, al atardecer

Así, así, los tiene mi marido, ja, ja, ja.

Inicio de la bajada al camping desde Peñascosa


Uffff, que fría estaba el agua de la piscina.

Aunque no os lo creais, reservamos un grifo en el bar para los ciclistas, je, je, je.





Se dice Arándanos o "Adándanozzzzzzzzz"




Después de un Jueves, día 7, intenso, intenso, intenso..........., vino el Viernes, día 8, en el cual nos disponíamos a iniciar una ruta serrana de las que gustan a Edu y a Pablo, pero que a un servidor le dejan las canillas y hasta el cielo del paladar con dolores por todos los lados, pero somos globeros y estamos obligados a luchar y a dar el "do de pecho". Antes, de la salida, tranquilidad y buenos alimentos, café y charla.......

 



La ruta prometía, pues Edu ya la tenía trazada y lo cierto es que ha tenido de todo, subidas, subidas, subidas, más subidas y al final........, ¡coño! más subidas, pero también ha tenido bajadas, pistas, caminos, sendas (por cierto chulísimas), algo de asfalto, bici trecking, en fin amigos, de todo.

Me gustaría deciros el perfil de la ruta, pero cuando subo no me fijo en nada, bastante tengo con subir mis 95 kilazos más lo que pesa la bici, pero bueno, en definitiva, sabed que en todo momento hemos estado por todos los montes que abrazan Peñascosa. Seguro que Edu, luego editará esta crónica y dará detalles más técnicos.

Lo cierto es que el tiempo efectivo de pedaleo, fue de unas 02h.40'37", distancia recorrida, 36'990 kms., a una velocidad media de 14'9 kms/hora, con una velocidad máxima alcazada de 45 kms/hora y las calorías serían unas 525.


























 








 
La ruta.... ¡qué deciros! Fue una gozada y aunque a mi las subidas no me gustan he de reconocer que los parajes por los que ciclaron bien merecen el sufrimiento y el esfuerzo de recorrerlos.
 
Como nota negativa a esta ruta, comentar que a escasos kilómetros de la llegada al Camping y de la manera más absurda, pues ciclábamos a unos 10 o 12 kms/hora y por un camino no excesivamente complicado, Pablo sufrió una nefasta caida, bastante aparatosa y que nos dejó a todos con la boca abierta y tratando de saber como se produjo. Lo cierto es que Pablo durante unos 10 o 12 segundos, interminables por cierto, no podía respirar. Todo el impacto de la caida lo sufrío el pecho, aparte de moratones y arañazos por todo el cuerpo. Tanto Edu, Josete y yo, nos tiramos de la bici para ayudar a Pablo que yacía en el suelo retorciéndose de dolor. Tras unos instantes, retomó el aliento y poco a poco, se fue recuperando, pero bastante maltrecho hasta llegar al Camping donde de alguna manera se curo de los arañazos y demás roces...., ésto es sólo chapa y pintura. Lo que preocupaba era el impacto en el pecho.
 
El resto del día ocho, Viernes, continuó como el anterior con risas y cachondea con el aliciente de que por la noche llegaron los "Churris", Francho y Elena para pasar el resto del fin de semana con el grupo.
 
También en la cena dimos una sorpresa a Chechu, la esposa de Pablo, pues era su cumpleaños y en la cena, el grupo, capitaneados en esta ocasión por Pablo, tuvimos un pequeño detalle con ella. Por supuesto le cantamos el CUMPLEAÑOS FELIZ. Y así transcurrió el Viernes día 08-08-2014.
 
El día anterior, el día 8, nos acostamos a una hora prudente, pues al día siguiente tocaba nuevamente ruta, también por la Sierra pero con una trazado diferente y, además con el aliciente de que nuestro querido MY BERME, nos acompañaría en esta ocasión, pues ya nos manifestó su deseo de compartir ruta serrana. A las 08h.30' quedamos con él en el camping y una vez llegado, iniciamos un nuevo periplo por la sierra, y es aquí donde da comienzo el Sábado día 09-08-2014.
 
 
En esta ocasión, Pablo por motivos obvios y Josete que tenía un tirón en un gemelo, no nos acompañaron, así que Francho, Berme, Edu y yo, iniciamos una nueva singladura por montes serranos con alguna variación sobre el día anterior y con algunas subidas hacia la Cuerda de la Almenara, que en más de un momento casi propiciaron que pusiese pie a tierra y las subiese andando, ¡joder que mal llevo la subidas! Nuevamente y cuando ya has terminado la ruta, en el fondo te alegras de haber conseguido coronarla. Decir que mis compañeros de esta ruta, así como los de la ruta anterior, están hechos unos toros y que hicieron en ambas rutas un alarde físico que ya lo quiseira yo para mis mejores momentos.
 
 

Arreglando la bici de Francho




Posición de "tercuzo, tercuzo o palote, palote




Detalle de My Berme comiento piñas y piñones. Entrar, entra bien, salir..., ya veremos

En el Pino Roble


Francho, contaminando la Fuente La Raja

Vaya siesta que nos habíamos echado


 
Llegado después de la ruta, la tónica era la misma, cervezas congeladas, baño en la piscina y en esta ocasión comimos una paella que no se la salta un gitano. Por cierto, buena no....., lo siguiente. ¿No os lo creeis? pues aquí os dejo una muestra.
 
 

 
Después de la comida Pablo y Chechu nos anunciaron que dejaban la cabaña, pues a Pablo le dolía mucho el pecho y aunque por la mañana fueron a urgencias a Alcaraz y al parecer, no tenías costillas ni fisuradas ni rotas, decidieron con muy buen juicio irse para Albacete para confirmar que todo estaba bien y para que le hicieran unas radiografías y descartar posibles males mayores. Sintiéndo la partida de Pablo, Chechu y Paula, les ayudamos a hacer el equipaje y colocar la bici y nos despedimos de nuestros amigos, deseando desde aquí que todo quede en un susto y que pronto podamos volver a ver a Pablo montar en bici y a la familia al completo, compartir plato y mesa con el resto de los globeros.
 
Por la tarde, Edu nos había preparado una excursión al Estrecho del Hocino, cerca de Reolid, donde ya nos anunció la posibilidad de ver cabras montesas en pleno hábitat, aparte de ver la rotura de la falla que ha provocado el nombre del Estrecho y que ya os digo que es curioso de verdad y que merece la pena ver, y sobre todo, pasear por estos parajes. ¡Ay que ver la cosas que tenemos en Albacete y que no conocemos!
 




 
Por la noche tuvimos una cena estupenda con una nueva sorpresa para la mujer de Francho, Elena, pues al día siguiente era también su cumpleaños. ¡Vaya quedada de cumpleaños! El Viernes, Chechu  y el Domingo, Elena. También deciros que My Berme nos dió una agradable sorpresa y después de hacer la ruta, comer e irse a Albacete, nos comunicó que venía a pasar el Sábado por la noche y el resto del Domingo con Bego y Andres, así que tuvimos un completo hasta la bandera. ¡Olé, olé y lolé!
 
El Domingo, día 10-08-2014, nos levantamos todos tarde, y nos fuiemos tras el desayuno a dar un paseo por los caminos que llevan del Camping a Peñascosa para luego a eso de las 13h.30' bajar al bar a tomar un aperitivo y una comida para despedir lo que han sido cuatro días geniales, de bici, juerga, cerves....., en fin de todo. ¡BUEN FIN DE SEMANA EN EL BUEN SENTIDO DE LA PALABRA! tan sólo empañado por el porrazo de Pablo y vuelvo a insistir, desde aquí, todos te deseamos que te recuperes pronto y que....., creo que me hago eco de todos los participantes de esta grupeta de ciclistas, no sólo estamos para darle al pedal, también estamos para las demás cosas.
 
En otro orden de cosas, y también desde aquí y en nombre de todos, desearle a Francho su pronta recuperación tras el percance que tuvo el Sábado, día nueve, durante la ruta, ya que dos avispas, hijas de p........, le metieron dos picotazos que más que picotazos, parecía que le habían clavado dos lanzas y que a pesar de que le suministramos pomadas con corticoides y demás, no le quedó más remedio que el Domingo irse algo antes que nosostros para pasarse por el centro de salud de Balazote a que le pusieran una inyección de Urbason.
 
Como cometaba antes, comimos estupendamente el Domingo, pues ya tocaba su fin el fin de semana, valga la redundancia, y como no podía ser de otra manera, quisimos premiar el buen hacer de Edu, por su paciencia, organización, anfitrión y guía turísitico y le hicimos un pequeño regalo a modo de mascota del grupo de ciclistas que conformamos este grupo, tanto de los que hemos asistido a Peñascosa, como de los que no han asisitido.
 
 




 

Bueno amigos, pues ésto es todo, al menos todo lo que yo he visto y percibido. Quizás me deje alguna cosa en el tintero, algún momento que no recuerdo ahora y que puede merecer la pena reseñar, pero, en cualquiera de los caso, la esencia de PEÑASCOSA EX-TREME 4ª PARTE, está de esta forma narrada y fotografiada.
 
Invito a Edu, Josete, Pablo a que editen esta crónica con sus propios comentarios y fotos, que por cierto son muchas. SALUDOS A TODOS Y NOS VEMOS EN LA PRÓXIMA.
 
 

 


6 comentarios:

  1. Qué peazo crónica, esto es lo más. Te has superado ya hasta el infinito. Qué mogollón de fotos, qué currada de textos.

    Como siempre, un placer leerte y te agradecemos tu esfuerzo para compartir tanta vivencia globera.

    Olé y Olé !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lástima que no hayas podido asistir porque lo hemos pasado genial salvo por el porrazo de Pablo y por las picaduras de avispas de Francho. Por lo demás, comida y bebida hasta salirsenos por las orejas.

      Las rutas, muy curradas, pero yo en concreto las he pasado canutas, imaginate, subir y subir, siempre subir.

      No sé cuants fotos he subido, pero creo que han sido una barbaridad, ya te digo, algo más de tres horas dandole al verbo y a la foto.

      Saludos Yellow.

      Eliminar
  2. Estupenda estada en Peñascosa, que ha dado mucho de si, el reservado del grifo de cerveza, genial, que después de una gran ruta esta de fabula, al igual que esa paella como cada año, genial, buen obsequio al compañero Edu, buen reconocimiento a su buen hacer, a los compañeros lesionados, como no, una pronta recuperación, buena crónica y aporte fotográfico, un gran saludo a todos, y sigáis disfrutando de las vacaciones.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ginetas. Bien acaba lo lo que bien empezó, salvo por los incidentes reseñados, que son los que han empañado algo la quedada en Peñascosa, sobre todo el porrazo de Pablo, pero bueno, estoy seguro que de aquí a unas semanas, ya está encima de su jamelga.

    Por lo demás, poco que decir que no haya plasmado en la crónica.

    Saludos desde El Llano.

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya pedazo de crónica más buena! Amigo, cada vez te superas más.

    En primer lugar pedirte disculpas por no poder haber subido fotos, ni tracks, ni nada que se le parezca, pero al no tener un ordenador a mano en esttas semanas me ha sido imposible.

    Pero vaya, a partir de la semana que viene prometo hacer una crónica de las rutas por las sierra y dar toda la información posible. ¡Pometido queda!

    En segundo lugar, deciros a todos que ha sido un auténtico placer el poder compartir esos días con todos vosotros, que lo hemos pasado pipa, con muchísimas risas, buenas rutas, mejores comidas y sobre todo, una perfecta hidratación.

    Desde aquí, mandar también un abrazo a los lesionados, a ver si se recuperan pronto y de nuevo los vemos encima de la bici.

    Pues nada más, lo dicho, a partir de la semana que viene espero poder empezar a subir fotos y crónicas de estos días.

    Saludos...Edu

    ResponderEliminar
  5. Si es cierto que en esta ocasión la crónica ha sido la más larga y con más carga de fotos que he hecho desde que el Blog se creo, pero también pienso que merecía la pena contar de manera cronológica todo lo que ha pasado en Peñascosa, tanto a nivel humano de convivencia como a nivel deportivo.

    Creo además, que todos los asistentes disfrutamos un montón de Peñascosa, el camping, las rutas, la cervecita y demás, y salvo por las lesiones de dos compañeros, el fin de semana fue perfecto.

    Tranquilo, cuando puedas y tengas tiempo, aportas un granito de tu buen hacer y contar sobre las rutas y sobre lo que Usiía disponga y no hay más que hablar, je, je, je.

    Saludos Edu y desde aquí deseamos que Esther se haya repuesto y que vosotros terminéis vuestras vacaciones estupendamente. Saluda a la gente del camping.

    ResponderEliminar