domingo, 22 de marzo de 2015

El Fantasma de la Finca de La Degollada..., se nos apareció

Ayer tenía la intención de hacer una ruta hacia la zona de La Marmota y bajar al río, pero al final las cosas se torcieron y me dieron al traste con los planes de salir en bici este fin de semana. Vi que Juancar y Berme se estaban animando a salir en función del tiempo y hoy, de hecho, tras algunos whatsapp han quedado junto con Francho y se han ido a Chinchilla a pegarse la jartá a sendas, además..., según crónica de Juancar, el tiempo les ha respetado y el terreno estaba cuando menos...., en muy buen estado.
 
De todos modos, hoy me he levanto temprano, pero visto el tiempo que se avecinaba, lo cierto es que no tenía muchas ganas de salir. A medida que ha avanzado la mañana, parece que se despejaba y había claros y es en este momento cuando he sabido que Edu saldría para hacer algo suave por zonas sin demasiado barro, habida cuenta de la semana lluviosa que hemos tenido..., así que ya que había perdido el tren chinchillano de Juancar, My Berme y Francho, he decidido no perder el de Edu y hemos quedado ya tarde en la rotonda de los palos, donde empieza la vía verde.
 




 
Edu, tras los saludos me había comentado que quería ir hacia la zona del Algibarro, el Acequión, la Finca de la Degollada y todas esas zonas, para luego volver por la Finca Casa del Monte, nuestro famoso Cuco y vuelta a Albacete. Dado que en toda la semana no había salido con la bici, el mono del pedaleo me ha podido y aunque yo tenía en mente otra cosa, la ruta planteada por Edu, me ha parecido adecuado, máxime teniendo en cuenta que Edu, ya tenía en mente incluir esta ruta dentro de sus rutas temáticas en 40 RUTAS, pues nada, ni 500 palabras más al pedaleo y a la ruta.
 
Hemos tomado la vía verde hacia El Acequión mirando de reojo al cielo en previsión de que nos cayese agua en abundancia..., pero en fin, al igual que el otro grupo de compañeros que han salido hacia Chinchilla, hemos decidido ser globeros y tirar pa'lante.
 





 
De aquí nos hemos dirigido hacia El Acequión, siguiendo un poco las indicaciones de la ruta temática de Edu, que luego publicará en 40 RUTAS con muchos más detalles y explicaciones sobre los sitios visitados.
 



 
 
 
Hemos seguido por la sendita que sale del puente y atraviesa la casa abandonado para tomar el camino de la derecha y dirigirnos hacia El Algibarro, y en este punto, hemos atravesado una camino de unos 500 metros que estaba absolutamente esponjoso y barroso, tanto que nos hemos puesto hasta arriba, las ruedas de las burras pesaban de lo lindo y en lugar de ruedas de bici parece que llevábamos ruedas de tractor, ¡que angustia¡
 

Del Algibarro, hemos puesto ruedas hacia la famosa Finca de La Degollada, en dónde y por fin hoy hemos visto el fantasma que ronda por dicha Finca y del cual, junto con su amante, se han escrito, creo..., ríos de tinta.
 
 
En la Finca de la Degollada hemos parado para tomar una barrita e inflarnos a hacer fotos. La explicación de dicha Finca y sus orígenes, creo que será explicada por Edu y su íntimo colaborador, el Doctor Von Eduarden, erudito en esta materia y en muchas otras creo. No obstante, no dejéis de observar el fantasma que hemos podido captar en una fracción de segundo. Que duda hay, que hemos intentado buscarlo por todos los recovecos de la finca sin resultados positivos, así que os dejo unas instantáneas de este lugar, que antaño se me antoja que tubo que tener mucha gente, ganado, tierras de cultivo y todas aquéllas actividades propias de una finca de labores.
 













Antes de llegar a la Finca de la Degollada, Edu y yo habíamos visto un paseo con unos árboles en flor que ya la semana pasada, Yellow y yo habíamos visto y fotografiado, pero que hoy estaban especialmente radiantes y florecientes, así que aquí os dejo una jartá de fotos para que os hagáis una idea de este paseo, insisto, antes de llegar a la Finca, y dicen los que saben la historia de esta finca, que estos árboles florecen con tanta fuerza por la sangre vertida de la mujer degollada, ¿será verdad? No sé, habrá que investigar esta leyenda.
 




 

 
Dejada atrás la Finca de La Degollada y el paseo floral, nos hemos planteado llegar de nuevo al Acequión y de aquí hasta la Finca Casa del Monte atravesando monte bajo para llegar al Cuco y vuelta para Albacete, pero en este punto han aparecido las primeras gotas, que han hecho que cambiásemos de opinión en lo referente al monte bajo y demás trazado que Edu quería hacer. Hemos llegado de nuevo a la Labor del Acequión y desde aquí y apretando los dientes, como un tiro, nos hemos plantado en Albacete...., lavada preceptiva de burras y a La Estudiantina, en la Plaza del Depósito del Sol a tomar nuestro bien merecido cubo de botellines.
 
 
Pensando, en que por la hora que era, Juancar, My Berme y Francho, podrían esta ya de vuelta de Chinchilla, hemos lanzado un whatsapp, no sólo a ellos, sino a cualquier otro globero por si les apetecía tomar unos botellines, pero..., nada, nadie ha acudido al reclamo...., bueno...., a la próxima.
 
En cuanto a la ruta de hoy, sin beberlo y sin comerlo, ha salido algo bastante decente en cuanto a los sitios que ver y los kilómetros que hemos hecho. Buena temperatura y salvo el tramo final de la misma, en que nos ha caído lluvia, por lo demás, todo perfecto, como no puede ser de otra manera, buena charla, risas..., en fin....
 
Paso a poneros los datos técnicos de la ruta, que hoy, Edu ampliará en 40 RUTAS, ya que la ha grabado en todo momento y salvo cuatro esbozos que yo os doy en esta crónica, él a buen seguro, se recreara en todo el trazado.
 
Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.55'57"
Distancia recorrida, 56'920 Kms.
Velocidad Media, 19'4 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 30'8 Kms/hora
Calorías quemadas, 751 ja, ja, ja.




6 comentarios:

  1. llvad cuidao al meteros por la ruinas, no vaya a caeros una teja en la cocorota !!!!, que, aunque con casco, debe hacer pupita, jajaja

    Hablando de casco, el fantasma de la degollada se ha delatado que en una vida anterior fui ciclista, jajaj

    Me alegro de que hayáis aprovechado la mañana. Yo, aparte del fútbol de mi hijo, sigo con un catarro que me tiene apartado de las dos ruedas.

    Buena semana!

    ResponderEliminar
  2. Hemos ido con cuidado y tanto es así que en algunas estancias, ni siquiera nos hemos planteado entrar por lo deteriorado del suelo y los techos.

    En cuanto al fantasma, no sólo se delata por el casco sino por una cerveza impresa en la manga, ja, ja, ja.

    Ha salido una ruta sin pensar y además, creo que de las que te gustan a tí. Ya estuvimos la semana pasada por estos lares, pero no nos detuvimos tanto, la noche apremiaba.

    Espero que estés en forma para la semana que viene. Un saludo y ya vamos hablando.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena crónica amigo Coronado, ya lo creo. Pues nada, que menudo susto nos dimos con el puñetero fantasma, eso sí, se ve que le gusta la cerveza...jaj aj aj j a

    Ruta tranquila, con algo de barro eso sí, pero ya era hora de que lo pisáramos, que desde que ha empezado el año no ha caido ni una gota.

    Yellow, mejórate.

    Hablamos para esta semana.

    Saludos...Edu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo fenomenal, menos el barro...., aún sigo sacando piedras y trocitos de barro de los sitos más recónditos de la bici.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Estupenda ruta mostrándonos estos dos emblemáticos sitios, ese cortijo si sus paredes hablaran cuantas cosas y que misterio, envuelve a esta edificación, sobrecogedora imagen la del fantasma del cortijo, je,je,je, las fotos estupendas y esa avenida de almendros en flor diciendo que ya esta aquí la primavera, aunque un poco lluviosa, el cubo de quintos como siempre bien ganados, un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ginetas. Pues sí, una ruta que siempre nos gusta de hacer y a la que siempre le hemos sacado mucho jugo, sobre todo en el asunto de la finca y del paseo de los almendros.

    Saludos desde El Llano.

    ResponderEliminar