lunes, 26 de octubre de 2015

Albacete, Miralcampo, La Pinada, La Senda del Koro, Río, sendas y más sendas, Valdemembra, Motilleja investigaciones y vuelta.

La del Domingo fue una ruta de las que enamoran y hacen que este deporte, durillo a veces, te de ese "plus" de aventura y alegría que durante la semana, en algunas ocasiones, nos falta. Buena ruta, dura, sendera donde las halla, pero con nivel de disfrute máximo.
 
Pedro Lara, el Viernes por la tarde,  hizo un llamamiento a través del WhatsApp de Pedaladas Globeras para proponernos una de esas ruta que se quedan grabadas en la retina del recuerdo por muchos motivos, larga, con kilómetros, con mogollón de kilómetros de sendas, sin apenas tocar asfalto y por muchas más cosas que luego narraré en la crónica.
 
La quedad era a las 07h.30', hora nueva y con luz, en el primer puente de hierro. Allí nos dimos cita, Pedro y Paco Lara, My Berme, Antonio Alcaraz y yo mismo, que por cierto llegué algo tarde por problemas de equipamiento...., se pensaban que se libraban del Koro, ja, ja, ja, ¡ni hartos de vino se libran de mi!
 
La mañana amanecía fresca, con unos 12º C y sin apenas aire. Ya se impone la ropa larga, pero no térmica..., tan sólo alguna camiseta debajo del mallot y poco más para soportar el frescor de la mañana.



Como digo, subimos los dos puentes de hierro, nos dirigimos hacia el cementerio, la depuradora de aguas, y flechados hacia Miralcampio, aunque antes y haciendo honor a los buenos cánones de este grupo, paramos en nuestro pequeño rincón para hacer aguas menores, ja, ja, ja.






 Tras la expulsión de líquidos sobrantes, seguimos hacia Miralcampo y de aquí a La Pinada, haciendo un giro a la derecha en el principio de esta pinada, que pos sus sendas curvilíneas, nos llevaron al camino principal de Los Yesares. Seguimos hacia abajo, hacia el Aula de la Naturaleza, para evitar atravesar el Riachuelo, que en esta época está inaccesible. Salimos a la carretera que viene de Albacete y a unos 200 metros escasos, la dejamos para tomar una subida de unos 30 metros que nos llevaría por el monte a través de sendas, monte bajo, pedregales, bancales labrados y caminos, pero todo ello nos desembocaba en el río y en el puente viejo. Buena senda la Senda del Koro, que aunque me achacan su descubrimiento y mi nombre, cosa que agradezco a Pedro Lara y a Antonio Alcaraz, he de decir que Pedro Lara ya la había ojeado en alguna ocasión, y fue hace dos sábados, cuando nos fuimos a descubrirla...., mí única participación en dicha senda, es que sin saber muy bien dónde terminaríamos, yo tiré delante y la fortuna me llevo al río, bordeando el riachuelo y teniéndo esta senda como alternativa ahora que es invierno y vienen las lluvias. Aún así, gracias a los compañeros por otorgarme su descubrimiento y es que...., así son la gente con la sudo y doy pedales, todo generosidad.
 
A partir de aquí, la batuta la tomó GPS Lara que nos llevó por infinidad de sendas, no muy técnicas pero con ese punto de habilidad que tienes que tener o que adquieres con el tiempo y la práctica y que, a éste que lo es..., Globero de PRO, le encantaron y con las que disfrute como un gorrino en una charca de cieno. Sino recuerdo mal, fueron unos 17'780 Kilómetros de sendas, incluidas las de Valdemembra. Un goce de sendas, y sino que se lo digan a My Berme y a Antonio Alcaraz, que demostraron agilidad, rapidez, soltura y destreza en este terreno, siempre con la mirada hacia atrás por si 105 kilos de proyecto de ciclista se caían o se rezagaban. Gracias chicos, y como no a los Lara que nos llevaron en volandas por estos caminos de Dios.


Casi sin darnos cuenta, nos plantamos en Motilleja y derechos a Casa BIGOTES, dónde nos esperaba un suculento almuerzo a base de medios bocadillos, jarracas de cerveza, frasca de vino con casera, Belmontes y chupitejos, todo ello...., en esta ocasión, por la módica cantidad de 3'50 €, ¿se puede pedir más?




Se me olvidaba decir que nada más comenzar a darle gusto al gaznate, apareció como por arte de magia nuestro inefable y queridísimo "Diablillo" o "Los Ojos del Guadiana", también conocidos por algunos como Pascuy, ja, ja, ja, y es que nos huele el ínclito Pascuy, nos huele.



Tras la ingesta, volvimos hacia el Río por caminos y sendas que en alguna ocasión hemos hecho desde el Río hacia Motilleja, pero pasando por debajo de la carretera. De aquí, atravesamos la carretera y exploramos por la parte derecha, todo monte bajo, de la carretera y el camino que nos lleva hacia El Torcío. Después de varios bancales y campos de labranza y no me preguntéis por donde ni de que manera, nos despistamos algo hasta que llegamos a la parte alta de Malpelo con la bajada de El Torcio, y en este punto Antonio Alcaraz, que parece que su brújula funcionaba mejor que la de los demás, nos invitó a seguirle y atravesar la "Jungla de Malpelo", de la cual salimos como pudimos y con las roldanas, cambios, platos, cadenas y demás......, llenos de maleza y ramas. No pasa nada, paramos, quitamos lo que sobraba y seguimos a buen ritmo para salir a la carretera de servicio que nos llevaría a Romica y de aquí a Albacete. Llegados aquí, sufrimos un despiste...., Antonio nos esperaba en un sitio por el que no pasamos, los Lara se fueron a casa, y My Berme y yo, decidimos tomarnos unas cañas fresquitas en los Korzos. Pedro Lara apareció al poco de tiempo y Pascuy nos dijo que se le hacía algo tarde.
 
Pues amigos, ésta es la crónica de una mañana repleta de ciclismo de montaña con todo lo que una buena ruta tiene que tener y sobre todo, con todo lo que los compañeros pueden aportar a los demás y a la ruta...., su buena predisposición para ciclar, almorazar y echar una jartá de risas. Olé, olé y olé.

Os dejo los datos técnicos de la ruta:
 
Tiempo efectivo de pedaleo, 03h.57'18"
Distancia recorrida, 76'120 kms.
Velocidad Media, 19'2 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 40'1 Kms/hora
Pendiente con un -13% de mínimo y un 14% de máxima
Elevación con una ganancia de 698 metros, con 664 metros de mínima y 759 de máxima
Calorías quemadas, 1.320 ja, ja, ja.

8 comentarios:

  1. La verdad es que a pesar de la carga de kilómetros, la ruta que prodigiosamente se relata, se me hizo corta y muy divertida. La zona por donde nos guió el maestro pedro es una auténtica pasada con sendas suaves y rápidas, si a todo esto le añadimos la compañía y el amuerzaco....Que más se puede pedir!!??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto My Berme es que lo pasé como un enano en las sendas y más aún, por las pistas y los caminos. También yo tuve la sensación de que a pesar de la jartá de kilómetros, éstos pasaron muy rápidos.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Como me hubiese gustado acompañaos pero por ahora he de descansar de sendas y montañas, una pena, veo que los almuerzos no pierden y eso es importante
    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me ha comentado My Berme que tienes el hombro algo fastidiado y por esta razón estás evitando los traquetreos que dan las sendas y los caminos.

      Espero que te recuperes pronto y pronto, te veamos de nuevo dándole a la bici de montaña.

      Un saludo Juancar.

      Eliminar
  3. Rutaca de las mejores que se pueden hacer desde aquí, por su carga de kms y las rápidas sendas que tanto nos hacen disfrutar.

    Como parte negativa, los carteles prohibiendo la circulación de bicicletas (que tengo que contrastar si estaban situados sobre caminos públicos). Mal vamos si empiezan a poner más puertas al campo ;-((

    Por lo demás, rutón, rutón, de mis favoritas !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rutón, rutón, esas son las dos palabras que definen la ruta. Lo de los carteles..., pues no sé que decirte, no sé si son legales o no, pero que desde luego nos adviertes de que por esos lares hay caza, eso no se puede negar, otra cosas es que esos caminos sean de Servidumbre pública o no.

      Un saludo Antonio

      Eliminar
  4. Estupenda ruta, con una buena kilometrada, buen dia de disfrute de sendas, buena compañía y lo mejor un buen almuerzo, que mas se puede pedir, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabéis GINETAS, que por estos lares y a esta grupeta, nos encantan las tiradas largas y con sendas. Es lo que somos, es lo que hacemos.

      Saludos desde El Llano.

      Eliminar