domingo, 4 de septiembre de 2016

Albacete, Pozocañada, La Cemtera, La Ermita de San Cristoba, subidas y bajadas, sendas, monte bajo y vuelta.

¡Buenas y calurosas tardes! Hoy hemos hecho una ruta muy buena Pedro Lara (el nuestro) y el que suscribe este crónica, una ruta rodadora, con carretera, vía de servicio, sendas rotas y pedregosas, subidas y bajadas, monte bajo, en fin, una ruta con todos los predicamentos y parabienes de la BTT, y no hemos hecho más porque hoy mi cuerpo serrano, se recuperaba de otra ruta de ayer de corte diferente y acaso...., mucho más dura que la que hemos hechos hoy, ja, ja, ja, ja.


 

Con estas premisas, a las 07h.45' nos hemos dado cita los arriba citados en la puerta de El Corte Inglés. Hemos salido a un ritmo tranquilo pero constante y antes de entrar en la antigua carretera de Murcia, Pedro me ha enseñado un tobogán de unos 5 metros de bajada que yo, por supuesto hoy no he hecho, porque no tenía el cuerpo para alegrías y porque el susodicho tobogán tenía una pendiente más que considerable.


 




Hemos decidido ir por la carretera de Murcia porque nos interesaba llegar cuanto antes a Pozocañada. Pedro me quería enseñar infinidad de sitios y otras tanta sendas. Hasta que hemos llegado, he de deciros que el viento nos ha pegado de cara base de bien, pero el caso es que hemos llegado a buen ritmo y con charleta animada.


Una vez allí han empezado las subidas y bajadas por monte bajo, con losas de piedra anchas y grandes que ponían a prueba nuestras cubiertas, enganchaban o no, teníamos tracción o no...., pues sí amigos las cubiertas enganchaban y la tracción eran nuestras piernas. La verdad es que nos hemos inflado a subir monte bajo y por supuesto, a bajarlo con el consiguiente peligro que esto tiene, más que nada por el pedregal que estaba muy suelto y hacía que la rueda delantera, constantemente variase su dirección.


Hemos pasado por una ermita abandonada que no nos ha llamada mucho la atención y cuanto rodeábamos la famosa cementera de Pozocañada, justo a unos cientos de metros, hemos descubierto la Ermita de San Cristóbal, Patrón de los conductores. La Ermita estaba abierta y he deciros que muy buen cuidada y limpia. Allí estaba su patrón, San Cristóbal, mimado y protegido por Salvador, caminero retirado, y...., encargado de conservar dicha Ermita en perfectas condiciones. Con él hemos charlado un poco y nos ha contado un poco su vida y como la Ermita le da muchas satisfacciones. Os dejo unas cuantas fotos.











 
 
 


Después de la Ermita y la Cementera, Pedro me ha llevado a una zona con unas sendas geniales, sueltas eso sí, pero divertidas de hacer, y de aquí hemos llegado los túneles de la autovía, una zona en la que ya hace tiempo Pedro descubrió una especie de riachuelo que va paralelo a la autovía y a la antigua carretera de Murcia.








Hemos seguido investigando un poco con más subidas y bajadas y alguna que otra senda, hasta que hemos tomado la decisión de subir al Molino y hacer la senda del Molino y de ahí por supuesto a Los Cañetes a almorzar.

En el Molino no nos hemos detenido mucho, pues ya hemos hecho infinidad de fotos de esta construcción manchega tan característica, pero si nos hemos dado una pequeña ración de alguna que otra senda más, ja, ja, ja,

Del molino, y ya todo cuesta abajo, hemos llegado a Los Cañetes, que por cierto hoy estaba a reventar de ciclistas de carretera y de gorda.

Nos hemos pedido dos buenos medios bocadillos de guarreta con bacon, tomate y mahonesa, dos tercios, vino y casera, nuestros carjillos y 4 piedaras de orujo miel y crema de orujo. Por cierto, hoy los bocadillos eran inmensos, apenas entre el pan se podía meter todas las viandas que nos han metido.

 
Después del festín gastronómico nos hemos ido para Albacete por la vía de servicio. En esta ocasión el viento nos soplaba algo de espaldas, pero ni mucho menos con la fuerza que nos soplaba a la ida.
 
No obstante, hemos llegado a Albacete rápido y nos hemos dirigido al Badil para tomar una cerveza, pero estaba a reventar. Allí hemos visto a Andresete , lo hemos saludado y nos hemos ido al Río frío para tomar nuestra cerveza congelada, que ya sabéis que aquí la ponen especialmente buena y fría, como dice Pedro, granizado de cerveza, ja, ja, ja,


En cuanto a la ruta de hoy, ya sabéis que todas las disfruto y todas las hago, son ruta que tiene su "aquél" y hay que hacerlas y por cierto, hoy han vuelto a salir una porrá de kilómetros. En cuanto a GPS LARA, pues lo de siempre, que el ápodo que le hemos puesto..., no es por casualidad. Gracias Pedro, muy buena ruta y gracias por quitarme las subidas a los molinos, que se que las tenías en mente para hoy. Si subimos a los molinos, me quedo allí, pero muerto, ja, ja, ja.

Os pongo los datos técnicos:

Tiempo efectivo de pedaleo, 03h.25'00"
Distancia recorrida, 66'900 kms.
Velocidad Media, 19'4 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 56'900 Kms/hora.

2 comentarios:

  1. Hoy ha hecho mucho calor, pero muchísimo. Incluso ahora mismo que son más de las doce l de la noche hace bastante calor. No hay viento, tampoco esta mañana supongo, lo que hace esta ruta mucho más dura.

    Pozo Cañada tiene un monte bajo muy divertido, lastima el trecho que hay que hacer para llegar allí, pero con lo que os habéis metido entre pecho y espalda en los Cañetes si se compensa.

    De la parte Santa qué decir ¡¡¡me ha recordado a una buena tarde en La Herrera!!!

    A ver si era semana nos vemos!

    ResponderEliminar
  2. Que rutones os metéis entre pecho y espalda, con estas calores, pero es lo que hay para disfrutar un rato, que ermita mas maja y bien cuidada por Salvador, el almuerzo menudos bocatas y todo el acompañamiento como tiene que ser, en toda ruta, desearos paseis una buena feria 2016, ojo con los escesos, de esas buenas viandas manchegas, que luego se nota en la bici, saludos y a disfrutar.

    ResponderEliminar