miércoles, 12 de junio de 2013

Chinchilla, mi eterna desconocida y ..., ¡qué pájara me ha dado!

¡Muy buenas noches globeros, amigos, seres y estares! Trataré de contar de lo que aconteció en la ruta de hoy y del calor que ha hecho y los estragos que ha causado en algunos globeros.
A las 16h.30' y por conveniencia logística de los asistentes nos hemos dado cita en la puerta de El Corte Inglés, Edu (Lord Eduardo de Sajonia), Yellow Submarine, GPS Lara, Jose (Motojose), Pepe (un amigo de Pedro Lara) y el que suscribe la presente crónica. La ruta por decidir, se decidió rápidamente...., Yellow nos traía un track que ciclaba por la parte trasera de Chinchilla, La Zona Militar, La Sierra Precomunal, El Bosque de las Palabras y Chinchilla, por supuesto.
Hacia allí no hemos dirigido con alegría y pedaleo fino, pero la temperatura se cernía sobre estos seis ciclistas. A las 16h.50' Pedro Lara me comunica que la temperatura es de 33º y que tiene trazas de de subir. El sudor no se hace esperar, la fatiga aflora, el rictus de las caras de estos ciclistas era todo un poema, síntoma inequívoca de que la ruta de hoy prometía ser dura.



Después de la parada para la foto, entre Yellow y Pedro Lara nos ha llevado por un continuo subir y bajar, toboganes que rompían las piernas y no es que las pendiente fuesen exagerdas, pero si exigían bajar con algún toque de freno para apretar los dientes y los riñones y subir la siguiente pendiente y, si a eso le sumamos el calor, el intenso calor que ha hecho esta tarde, pues que las fuerzas flaqueaban, al menos las mías, que poco a poco se iban tornando en una "pájara" al uso.

Tras ciclar kilómetros, 25 o 26 llevaríamos ya, hemos llegado a un punto, en el que yo personalmente no podía con el calor y lo que quería era volver. Edu me ha indicado que la parte trasera izquierda de la espalda le estaba pasando factura y no podía continuar y Pepe, pues que estaba hasta el gorro de bici debido a que el día anterior se había metido una carga importante de Kilómetros, así que con estas premisas en un punto del camino, Pedro Lara, Yellow y José han seguido para hacer alguna subida más y el resto nos hemos dirigido en busca de una fuente donde remojarnos y reponer el agua de nuestros bidones, fuente que gracias a Edu hemos encontrado en un periquete.




Después del refrigerio y tomar unas uvas pasas y una barrita de muesli, parece que La Bestia ha resurgido, pero aún así, el sentimiento de los tres ciclistas era claro..., ruedas para Albacete a tomar la cervecita de los campeones, así que... ¡ni "500" palabras más...!, para allá que nos hemos encaminado y a un ritmo alegre hemos llegado casi como de una "fuerza sonanbulesca" se tratara a la Abuela Pepa, sabedores de que los cubos de botellines de Mahou Clásica nos estaban esperando..., y así ha sido amigos...., hemos llegado a la Abuela Pepa, hemos saludado a Gabi, que como siempre tiene una sonrisa en la boca y acto seguido, botellines al canto.




Deciros que como siempre Gabi, se ha portado estupendamente, nos ha invitado a una ronda de cañas y nos ha hecho un precio especial en los cubos de botellines..., ¿se puede pedir más? Pues sí Globeros, se puede pedir que a un servidor se le siga permitiendo ciclar con tan grandes compañeros como los que he tenido hoy, no sólo los que se han ido a sendear, Yellow, Pedro y Jose, sino a los que he tenido el resto de la ruta, Edu y Pepe, que han sufrido estoicamente mi pájara hasta la fuente. ¡OLE POR ELLOS, POR TODOS ELLOS!

Estando en la Abuela Pepa, he hablado por teléfono con Yellow que me ha dicho que ha tenido que parar en el Cuco para hidratarse porque el calor era inaguantable. No hemos podido concluir las cerves todo el grupo, cosa que lamento, pero entiendo que hayan parado en Chinchilla a tomarse un refirgerio por que el calor de hoy lo exigía. Luego, Yellow editará mi crónica con más fotos y opiniones sobre la ruta de hoy.

Mientras tanto, paso a poner los datos de la ruta de hoy

Tiempo efectivo de pedaleo, 02h.46'03"
Distancia recorrida, 52'990 Kms.
Velocidad media, 18'9 Kms/hora
Velocidad máxima alcanzada, 46'100 Kms.
Calorías quemadas, 777 ja, ja, ja.


Día de SUFRIMIENTO !!!

Hay días en los que toca sufrir y es que, cuando se sale a las cuatro y media con más de treinta grados, sin estar aclimatados, quizás no era el mejor día para hacer una ruta cargada de kms y de pendientes. Pero como somos globeros esas cosas solo las vemos después.

Como ya ha dicho Koro, nos dividimos y ya que había sido yo el promotor de la ruta opté por  mantenerme junto a Lara y MotoJosé, aunque me arrastrara (sufriendo también se disfruta, ¡¡qué masoca!!).

Os pongo unas fotos del extremos de la ruta, a las que se llega tras una bonita y nada complicada senda, salvo al final, que coge mucha pendiente y con tanta mala hierba que la hace peligrosa. se baja a pie ese pequeño trozo y ya está.

Para la vuelta tuvimos que variar la ruta ya que nos habían labrado el camino, malditos cabrones, pero eso nos llevó a desembocar al maldito pero en este caso agradecido, Bar El Cuco.

Qué decir de lo bien que nos entraron los líquidos y lo bien que nos vino la rehidratación. Para la primera ronda pasaron al bar Pedro y Jose, quedándome yo fuera con las bicis... pero hubo una segunda ronda en la que se dio una escena, tensa, tensa, digna de un western de serie B:

Os pongo en situación: entro al Cuco, vacío, la tele puesta con un algo de animales depredadores y tras la barra el padre y la hija ¡¡a cual más feo/a!! que tensión. Yo vestido de gala (equipación PG), veo que ambos se fijan en las jarras de mis hombros, se miran y yo pido tres cerves. Se hace el silencio, tarda en sacarlas de la nevera, el padre me mira, le miro y me evita la mirada. Viene la hija, la miro y me asusto  ¡¡nunca había vista nada tan horrible!!: qué patillas, qué cejas, ¡qué mala leche llevaba en la cara! ni una sonrisa ni siquiera cuando le extendí el billete ni cuando me dio las vueltas... en ese momento le pedí un plato de cacahuetes y la tensión llegó a sus máximos... a regañadientes me lo puso, yo sin dejar de mirarla a la vez que me daba lástima lo mal que se había portado la naturaleza con semejante engendro de criatura, pero no es de extrañar con ese padre.

Me di la vuelta para salir con mis cerves fresquitas, mientras sabía que el bisho rosa que llevo a la espalda me protegía a la vez que les desafiaba con un guiño victorioso.




10 comentarios:

  1. Ya comenzó a hacer calor, y será conveniente retrasar la hora de salida en las rutas de tarde para evitar el calor y la digestión a medio hacer.

    Es normal que con la llegada del calor sobrevuele la "pájara", que por otra parte todo ciclista sufre en alguna ocasión.

    Veo que rápidamente funcionó el plan B, así que muy bien para los que continuaron por Chinchilla y también para los que regresaron a buscar la hidratación.

    Nos vemos en la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te he comentado esta mañana en el almuerzo..., lo pasamos francamente mal, al menos yo, pero bueno, para aprender...., perder. Saludos y te veo esta noche.

      Eliminar
  2. Como siempre, querido amigo, estupendo relato de lo acontecido ayer. La verdad es que ayer por la tarde el calor se hizo insoportable, supongo que al tratarse de los primeros calores es difícil acostumbrarte hasta que no pasan unos días. Yo por mi parte, ya sabes que tengo mi propio "vía crucis" con la espalda (de los coj...), ¡y para una vez que aguanto el calor!

    En fin, que la ruta de ayer estaba muy bien, pero que en breve vamos a tener que cambiar la hora de salida, de esas 16:30 a las 17:30-18:00, de otro modo, ¡seguro que pelechamos en una de estas! :-)

    Saludos globeros...Edu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué calor Edu! Menos mal que las cerves de la Abuela Pepa, paliaron la sed y la falta de hidratación. Te veo el Sábado, dispuesto para otra dura batalla. Saludos.

      Eliminar
  3. Oju colelas como aprieta el Lorenzo ya por ahí abajo, hay que andar con ojo y ir provistos de mas liquidos, cuando llegan estas calores, lo mejor de la ruta me quedo con el refrigerio, eso es gloria bendita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues sí! Que calor, que subiditas, que temperatura..., y que buenas las Mahou Clásica, etiquetea verde. Saludos Ginetas desde el Llano.

      Eliminar
  4. Amigo Yellow, ¡por Dios, que tensión! Yo no sé como te pudiste aguantar ante semejante pareja..pfff....

    La próxima quedaremos más tarde, ¡seguro!

    Saludos...Edu

    ResponderEliminar
  5. Yellow, que magnífica descripción de los seres, que no estares, del Cuco. Hacía tiempo que no me reía tanto con una descripción, qué descripción, con un relato tan empírico como la fauna del Cuco. Vaya tela, porque no había otro sitio para hidratarse.

    ¡Qué tensión! Que aguante el de nuestro morceguillos. Saludos Yellow y muy buen relato, genial la descripción del padre y de la patillas, ja, ja, ja, ja, ja, jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiera gustado oir los comentarios ¡¡otra vez aquí los morciguillos rosas!!!

      Qué tía más fea, uffff

      Eliminar
  6. Hola Koro siento que lo pasases tan mal...... Esta claro que aunque tarde no ha faltado la ingrata ion final.... De todos modos una ruta chinchilla a con calor y su idiotas con temperaturas de estas mata.....saludos

    ResponderEliminar